Las Vegas

“Iba a 156 mph”: jugador de la NFL conducía a alta velocidad antes de mortal accidente, según la policía

El exreceptor de los Raiders iba a alta velocidad cuando se estrelló contra otro vehículo en Las Vegas. El auto se incendió y falleció una joven.

Telemundo

LAS VEGAS, Nevada - El exreceptor de los Raiders Henry Ruggs III conducía a 156 mph con un porcentaje de alcohol en sangre que duplica el límite legal de Nevada, según las autoridades, cuando su auto deportivo se estrelló contra otro vehículo que se quemó. En el accidente falleció una joven de 23 años.

El exjugador de la NFL, de 22 años, compareció este miércoles en corte. Permaneció sentado en una silla de ruedas con una abrazadera de espuma en el cuello y con guardias de la cárcel custodiándolo.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Ruggs III enfrenta cargos penales de conducir bajo los efectos del alcohol que resultaron en muerte y conducir negligentemente. Luego del accidente, Ruggs fue arrestado.

Aunque se desconoce la gravedad de sus lesiones, la policía informó que al momento de los hechos Ruggs III viajaba en su auto con su novia Kiara Je'nai Kilgo, de 22 años, quien se sometió a cirugía por una lesión grave en el brazo.

La víctima fue identificada como Tina O. Tintor, quien murió con su perro a bordo de una Toyota Rav4. Los registros muestran que la mujer vivía a varias cuadras de donde ocurrió el accidente.

El juez Joe M. Bonaventure dijo que estaba preocupado por su revisión inicial del caso contra Ruggs, y agregó que en 16 años en el estrado nunca había oído hablar de un accidente que involucrara a un vehículo que viajara tan rápido.

Bauman le dijo al juez que los registros de la computadora del airbag mostraban que el Corvette desaceleró de 156 a 127 mph antes de estrellarse contra el Toyota alrededor de las 3:40 am del martes, rompiendo el tanque de combustible del Toyota que provocó el incendio.

En la audiencia se dio a conocer que Ruggs no cooperó con la policía ni los trabajadores médicos, y su nivel de alcohol en sangre tomado dentro de las dos horas requeridas después del accidente fue de 0.16% (el límite en Nevada es de 0.08%).

Sin embargo, rechazó la solicitud del fiscal Eric Bauman de fijar la fianza de Ruggs en $1 millón y, en su lugar, fijó la cantidad en $150,000 con condiciones estrictas que incluyen confinamiento en el hogar, monitoreo electrónico, permanecer sobrio, sin conducir y la entrega del pasaporte de Ruggs.

Los abogados de Ruggs, David Chesnoff y Richard Schonfeld, habían argumentado que la fianza se fijó por ley para asegurar que su cliente regrese a la corte, no para castigarlo.

Bonaventura es el mismo juez que en enero de 2008 mandó a la cárcel a la exestrella del fútbol O.J. Simpson por violar los términos de su libertad previa al juicio en un caso de robo a mano armada. El juez advirtió a Ruggs que si no cumplía con las restricciones, enfrentaría una nueva detención y volvería a la cárcel.

Chesnoff dijo más tarde que Ruggs debería poder pagar una fianza de $150,000 dólares.

Wolfson dijo fuera de la corte que tiene la intención de presentar un segundo cargo por delito grave de DUI contra Ruggs relacionado a las lesiones que sufrió su novia en el accidente. Buenaventura señaló que la pareja tiene una hija de 3 años.

El fiscal de distrito dijo que también podría presentar un cargo de arma contra Ruggs relacionado con la posesión de una pistola mientras estaba bajo la influencia del alcohol, ya que al momento del accidente el arma estaba cargada.

La libertad condicional no es una opción en Nevada para una condena por DUI que terminó en una muerte o DUI que causó lesiones corporales sustanciales. Ambos delitos conllevan una posible pena de dos a 20 años en una prisión estatal.

El exjugador podría además enfrentarse a entre uno a seis años de prisión por conducción imprudente. Bauman le dijo a Bonaventure que Ruggs podría enfrentar hasta 46 años tras las rejas si es declarado culpable.

Ruggs debe comparecer nuevamente en la corte el 10 de noviembre.

Además, el equipo y la liga ofrecieron condolencias a la familia de la mujer que murió y prometieron recopilar datos sobre lo que la NFL llamó "este incidente devastador".

Contáctanos