Marea contra el racismo arrincona a los neonazis frente a la Casa Blanca