Inmigración

Inmigración

Indocumentada se convierte en funcionaria del gobierno

Lizbeth Mateo, quien no es beneficiaria de DACA, ha sido nombrada al Senado de California.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Inmigrante indocumentada designada para puesto estatal

    Por primera vez, una inmigrante indocumentada fue elegida como asesor de un comité estatal en el senado de California. (Publicado sábado 17 de marzo de 2018)

    Una abogada y activista es la primera inmigrante que vive en Estados Unidos sin autorización legal en ser nombrada a un puesto estatal en California, anunció el líder del Senado estatal.

    El Comité de Regulaciones del Senado nombró a la oaxaqueña Lizbeth Mateo como asesora de acceso a universidades y ayuda financiera.

    Mateo es muy conocida por abogar por protecciones para personas que viven ilegalmente en Estados Unidos pero fueron traídas al país siendo menores de edad. El presidente interino del Senado, Kevin de León, dijo el miércoles que la decisión era una forma de rechazo a las políticas migratorias del presidente republicano Donald Trump.

    Como integrante del Comité Asesor del Proyecto de Becas del Programa de Oportunidades y Acceso Estudiantil, Mateo asesorará a la Comisión de California de Ayuda Estudiantil sobre cómo ayudar a estudiantes de bajos recursos y personas marginadas a cursar educación superior. El puesto no es remunerado.

    El comité de Regulaciones del Senado, que supervisa tales nombramientos, no recuerda haber confirmado a otro inmigrante sin autorización a un puesto estatal, de acuerdo con la oficina de De León.

    Mateo, de 33 años, nació en México y se mudó a California con sus padres a los 14 años. Ella fue la primera de su familia en graduarse de la universidad, y ahora cuenta con su propia firma de abogados en Los Ángeles.

    “Espero usar mis propias experiencias como indocumentada y como universitaria graduada de primera generación”, dijo en un comunicado. “No tengo dudas de que California puede hacer más por todos los estudiantes que no están bien representados, especialmente en zonas con bajos índices de participación universitaria, y aprecio la oportunidad de poder ayudar de cualquier manera posible”.

    De León anunció el nombramiento de Mateo al día siguiente de que Trump visitó California para ver prototipos del muro fronterizo que ha propuesto y una semana después de que el Departamento de Justicia demandó al estado por sus políticas que limitan la cooperación con las autoridades federales de inmigración. Los demócratas, que son mayoría en la Legislatura estatal, se oponen vehementemente al muro y a la postura conservadora de Trump sobre inmigración.

    El nombramiento de Mateo se da mientras el Congreso federal pasa apuros para lograr un acuerdo sobre el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que otorga protección temporal para gente que vive en territorio estadounidense de manera ilegal y que llegó siendo niños. El futuro del programa es incierto después que Trump trató de cancelarlo el año pasado y delegó al Congreso la tarea de reactivarlo.

    Si bien Mateo no es beneficiaria de ese programa federal, ha abogado por el plan para jóvenes inmigrantes. Se encontraba entre los activistas más prominentes en exigir la promulgación de la DREAM Act, que habría brindado protecciones similares pero que nunca fue aprobada por el Congreso.

    El asambleísta Travis Allen, un republicano de Huntington Beach, criticó el nombramiento.

    “Este es un insulto para todo ciudadano de California y residente legal”, aseveró en un comunicado. “El Partido Demócrata de California ahora prioriza a los inmigrantes ilegales sobre los ciudadanos de California”.

    Pero De León reiteró que Mateo representa los valores de California.

    “La señora Mateo es una joven mujer valiente, determinada e inteligente que bajo un enorme riesgo personal se ha dedicado a luchar por quienes buscan su lugar legítimo en este país”, subrayó en un comunicado.