Emiten alerta Amber por niña hispana desaparecida

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Emiten alerta Amber por niña hispana desaparecida

    Dulce Alavez habría sido secuestrada de un parque en Nueva Jersey. (Publicado martes 17 de septiembre de 2019)

    Una alerta Amber fue emitida el martes en la noche tras la desaparición de la niña Dulce María Alavez, de cinco años.

    La menor fue reportada como desaparecida de City Park en Bridgeton, Nueva Jersey, la tarde del lunes.

    Según las autoridades, la niña fue secuestrada por un hombre de piel clara, posiblemente hispano, con una estatura de entre cinco pies y seis pulgadas y cinco pies y ocho pulgadas.

    El sospechoso fue descrito como delgado, sin vello facial y con acné. Habría vestido zapatos color naranja, posiblemente de la marca Nike, pantalones rojos y una camiseta negra.

    Se cree que el presunto implicado dirigió a Dulce María del área de juegos hasta una van roja con una puerta corrediza en el lado y ventanas ahumadas. El individuo habría sentado a la menor en el asiento trasero, para luego irse con la niña a eso de las 4:20 de la tarde.

    La menor arribó al lugar junto a su madre, hermano y tía para jugar y nunca regresó al lado de los suyos.

    Decenas de personas, entre familiares y amigos, salieron a la calle a ayudar con la búsqueda de la menor. Cantaron, rezaron y hasta recorrieron la zona de más de cinco acres de puro bosque con varios cuerpos de agua aledaños.

    La Policía de Bridgeton dio a conocer imágenes de Dulce María en caso de que alguien la reconozca y le pueda dar parte a las autoridades.

    La pequeña fue vista por última vez en el mencionado parque y llevaba una camiseta rosada de manga larga con un pantalón marrón con mariposas y flores. También calzaba zapatos blancos.

    Dulce Maria Alavez went missing in a Bridgeton, New Jersey, park on Sept. 16, 2019. See Larger
    Crédito de la foto: Family Photo / Bridgeton Police

    La niña arribó a City Park junto a su madre, de 19 años, su hermano de tres y su tía de nueve años.

    El jefe policial Michael Gaimari dijo que la progenitora de la menor, Noema Alavez Pérez, dejó que los pequeños corrieran fuera del vehículo hacia la zona boscosa para jugar. Tanto ella, como la niña de nueve años, permanecieron en el vehículo.

    Cada menor llevaba consigo un helado al momento de correr hacia el bosque.

    Aproximadamente diez minutos más tarde la mujer avistó al niño, de tres años, inquieto y preocupado, sin rastros de la niña de cinco. El chico le dijo a la madre apuntando hacia unos edificios diciendo que la niña desapareció.

    "Pensé que estaba jugando a las escondidas y que estaba en el bosque", destacó Alavez Pérez.