“Yo no maté a mi hijo”

Así le respondió Ana María Cardona al juez tras conocer la sentencia de cadena perpetua.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    "Yo no maté a mi hijo" dijo Ana María Cardona

    Así reaccionó tras conocer su sentencia de cadena perpetua por la muerte de su hijo de tres años de edad. (Publicado jueves 14 de diciembre de 2017)

    “Yo no maté a mi hijo, yo no dejé a mi hijo abandonado”, fueron las palabras de Ana María Cardona este miércoles tras conocer su sentencia de cadena perpetua por la muerte de su hijo de tres años de edad.

    Cardona sabía que esa era su última oportunidad y apeló a la piedad en su mensaje e insistió una vez más en su inocencia.

    “Quizá usted no sienta mi dolor, nadie puede amar más a mi hijo que yo. Mis hijos son lo más importante. Es lo único limpio y bueno que he tenido en mi vida”, le dijo al juez.

    En el caso conocido como “Baby Lollipops”, la madre fue hallada culpable de asesinato en primer grado y abuso infantil con agravantes por un jurado en Miami.

    “Tú no vas a ver a Lázaro en el más allá. Tus acciones fueron monstruosas. Pienso en la existencia infernal por la que Lázaro pasó en su último año de vida”, fueron las duras palabras que el juez le dijo antes de dictar la sentencia de cadena perpetua por la muerte de su hijo, hace 27 años.

    “Señora Cardona, usted pasará el resto de su vida en la cárcel”, le dijo el juez.

    Al escuchar los cargos, ella se quebró, tapó su cara con las manos, se echó a llorar y abrazó a uno de sus abogados. Cuando todo terminó, una amiga de la mujer expresó su descontento con la condena.

    “Olivia González, la monstruosa esa la que mató al niño. Yo soy la testigo de lo que ella dijo… si el niño murió por el batazo, ella fue la que lo mató”, dijo Odalys Fernández, amiga de Cardona.

    La amiga se refiere a quien fuera amante de Cardona, Olivia González, a quien conoció en prisión. González quedó en libertad luego de permanecer encarcelada durante 14 años culpable de homicidio en segundo grado, por su complicidad en los abusos que sufrió el pequeño.

    Durante casi 3 décadas, Cardona enfrentó dos juicios por el homicidio de su hijo y fue sentenciada a muerte, sin embargo sus abogados lograron suspender esas sentencias mediante apelaciones, pero esta vez no fue igual y todo el peso de la ley cayó sobre ella.