Receta secreta de venezolano se convierte en éxito empresarial

El objetivo de este emprendedor es que el negocio perdure y así contribuir al país que le abrió las puertas.

Abriendose Paso Receta secreta del abuelo

(Publicado miércoles 15 de mayo de 2019)

Son las 9 en punto de la mañana, y 300 galones de leche son entregados a una pequeña fábrica en Wellington que produce queso, nata y suero venezolano. Detrás de todo esto esta Pedro Suárez, quien hace un poco más de 3 años, emigró de su natal Venezuela en búsqueda de un mejor futuro para él y su familia.

“Trabajé como jardinero, como limpiador de platos, he trabajado en la construcción, he hecho Uber, he hecho Lyft. he hecho de todas las aplicaciones que hay para generar dinero todas, las he hecho”, asegura Suárez, de Queso Don Michú.

Su objetivo era producir 40 dólares diarios adicionales y mientras pensaba en como generarlos, invadieron su mente recuerdos de infancia en Carora, Estado Lara.

“Me vino a la mente mi abuelo y mi abuela, y entonces dije voy a preparar un suéter hito como el que hacía mi abuela y lo voy a ofrecer en los grupos de venezolanos”. Y así, en la cocina de su apartamento usando su licuadora y con la ayuda de su familia comenzó a fabricar y vender el típico suero venezolano con la receta de su abuela.

Yo viajaba con suero desde aquí de Wellington para Miami, había gente que me decía tráeme cinco otros me decían tráeme cuatro a veces iba a Boca Ratón a llevar un suero nada más”, confiesa Suárez.

Su objetivo era que la gente conociera su producto. “Así como viene la crema, la gente me decía: y tú no haces queso. Y yo dije bueno yo recuerdo cuando mi abuelo en la finca hacia queso y quesito, más o menos tengo una idea”.

Y con esa petición empezó a hacer pruebas también en su cocina. A sus clientes le encantó y decidió llamar a su producto como llamaban a su abuelo, Don Michú. “Don Michu era una persona sumamente agradable con una gran sonrisa siempre un sombrero el líqui liqui”.

Sus productos comenzaron a tener tanto éxito que se vio obligado a salir de su cocina, vencer el miedo y armar una pequeña planta. Este joven emprendedor recomienda lo que él hizo. “Lo primero que hice fue llamar a los organismos competentes y ellos me dijeron eres de las pocas personas que vienen y nos llaman en el momento en que están en cero nos llaman después que han montado una estructura y le decimos eso no era así”.

El objetivo de este venezolano emprendedor es que este negocio perdure en el tiempo e incluso lo continúen sus hijos y así seguir contribuyendo al país que le abrió las puertas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS