La espía que amó a Fidel Castro. Segunda Parte