Coronas dentales en la cocina de su casa

Toido después que Gustavo Rodríguez, pariente de un familiar, supuestamente le ofreciera una dentadura nueva. (Published lunes 20 de noviembre de 2017)

Buscando una sonrisa perfecta, una residente de Hialeah acordó dejar que le colocaran coronas o puentes en los dientes en la cocina de su casa. Carmen Piña dice que pensó que se ahorraría un poco de dinero haciéndose el procedimiento dental con alguien que conocía en su misma casa, pero a la larga admite que lo barato le salió sumamente caro.

“Me daba pena tu sabes los dientes chiquiticos y siempre quise tener un poquito más bonito”, dice Piña. Cuenta que logró ahorrar 4,500 dólares; suficiente dinero para que Gustavo Rodríguez, pariente de un familiar, supuestamente le ofreciera una dentadura nueva. “Que él lo hacía, que él había hecho muchos trabajos de estos, y que todos eran éxitos, los trabajos que había hecho el”, asegura Piña. Pero había un detalle. Según Piña, Rodríguez le dijo que su laboratorio no estaba listo y tendría que hacer el procedimiento en casa de Carmen.

Un video que le proporcionó Piña a Telemundo 51 muestra a Rodriguez junto a un hombre que supuestamente dijo ser dentista, en la cocina de Piña. Ella afirma que el supuesto dentista le lijó los dientes y colocó coronas o puentes dentales; todo sin anestesia. “Como uno está habituado a que en Cuba pa’ pocas cosas te ponen anestesia, no lo vi mal”, dice Piña.

Al poco tiempo, Piña dice que comenzó a tener problemas, porque la comida se le metía dentro de las piezas. Ella sostiene que Rodríguez, quien dice ser un técnico dental, se hizo cargo y se las cambió. Pero los problemas seguían y ella dice que Rodriguez ya dejó de responderle por lo que decidió contactar a Telemundo 51 Responde.

Gustavo Rodríguez nos recibió en su laboratorio de Hialeah y negó estar involucrado en la práctica de odontología, diciendo que solo estaba en casa de Carmen porque la conoce. Cuando le mostramos un anuncio que él público anunciándose como mecánico dental con experiencia, él nos dijo que lo que ofrecía ahí eran “reparaciones de dentaduras acrílicas solamente, eso es lo que podemos hacer nosotros los técnicos”.

El Departamento de Salud de la Florida nos confirmó que los técnicos dentales no necesitan una licencia pero el hombre que hizo el trabajo, el supuesto dentista, sí la necesita. Nunca pudimos verificar si la tenía ya que no lo pudimos ubicar. Rodríguez dijo no conocerlo y a Carmen ya no le contestaba.

El doctor Claudio Miró, miembro de la junta estatal de odontología dice que dentistas licenciados no hacen estos procedimientos en una casa. “Qué sistema de esterilización están usando”, se pregunta Miró. “A veces las personas no entienden que la boca es bien delicada y una infección severa puede llegar al punto de un paciente fallecer por una infección y sucede hoy en día”, agrega el dentista.

La Doctora Fransheska Ovalles trabaja en la organización médica sin fines de lucro Community Health of South Florida, donde Piña termino atendiéndose. Ella no pudo hablar acerca del caso, pero en términos generales nos dijo que “desafortunadamente hemos visto muchos casos así y estas personas terminan haciéndose más daño todavía.”

En cuanto a Carmen, después de que nosotros conversamos con Rodriguez, él la llamo. “Me ofreció que él me iba a liquidar el dinero, que me iba a traer el dinero”, dice Piña. A los días, Carmen recibió los 4,500 dólares devuelta.

Desde el 2015 el Departamento de Salud de la Florida ha encontrado que 19 personas estaban practicando algún tipo de odontología sin licencia y ha tomado acción para que dejen de operar. Para reportar este tipo de actividad, puede entrar al siguiente enlace:

https://www.flhealthcomplaint.gov/


    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS