Barcos de Puerto Rico con ayuda humanitaria para Venezuela siguen en Curazao

La Armada de Venezuela amenazó con disparar las embarcaciones.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Puerto Rico invirtió $180,000 en frustrado traslado de ayuda humanitaria a Venezuela

    La isla advirtió que no van a enviar más ayuda a Venezuela si no las pueden entrar.

    (Publicado miércoles 27 de febrero de 2019)

    SAN JUAN - Dos barcos con ayuda humanitaria para Venezuela permanecen anclados en la isla caribeña de Curazao al no haber podido alcanzar la costa venezolana ante las advertencias de la Marina del país.

    El envío forma parte de la iniciativa para llevar alimentos y medicamentos a Venezuela en desafío al presidente Nicolás Maduro.

    Según señala Curacao Chronicle en su edición en internet, las dos embarcaciones son el Midnight Stone, con 250 toneladas de ayuda, y el Seven Seas, con una carga menor.

    Las embarcaciones se quedaron en Curazao, a poco más de 60 kilómetros del norte de Venezuela en el puerto de Willemstad, ante las advertencias de la Marina de Venezuela de que no se les permitiría alcanzar la costa.

    El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, confirmó el pasado fin de semana que la ayuda humanitaria proveniente de la isla caribeña con destino a Venezuela se entregaría el domingo en Curazao, donde se almacenan víveres para hacerlos llegar al país suramericano.

    Rosselló informó además que el sábado un barco de la Marina venezolana había amenazado con disparar contra el barco cuando se acercaba a Venezuela.

    El Seven Seas está en Curazao desde el domingo con 50 toneladas de ayuda humanitaria y su capitán anunció que no navegará a Venezuela con el envío hasta que las autoridades de ese país lo permitan.

    El gobernador de Puerto Rico pidió el sábado que se respetara la integridad de los tripulantes de la embarcación.

    El sábado pasado la oposición liderada por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien en enero se proclamó presidente encargado de Venezuela, se organizó para recibir la ayuda humanitaria que está almacenada en ciudades fronterizas de Colombia y Brasil pero el Gobierno de Nicolás Maduro bloqueó su entrada.

    Según distintas fuentes, los disturbios en las fronteras de Venezuela dejaron el pasado fin de semana por lo menos 4 muertos, cerca de 300 heridos, mientras que la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, confirmó que más de 120 miembros de las Fuerzas Armadas venezolanas han desertado.