Costurera ante el juez; ¿asesinos en México?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EEUU vuelve a anotar con otro penal

    Una mujer acusada de facilitar la fuga de dos asesinos convictos de una cárcel de máxima seguridad en el norte del estado de Nueva York compareció ante un tribunal el lunes, mientras proseguía la búsqueda de los fugados por décimo día.

    Los fiscales aseguran que Joyce Mitchell, una instructora de sastrería de la prisión que trabó amistad con los presos, había accedido a conducir un vehículo en cuanto se fugasen pero que se arrepintió porque todavía amaba a su marido y se sentía culpable por participar.

    Fuga en NY: Joyce Mitchell acude ante el juez

    Fuga en NY: Joyce Mitchell acude ante el juez
    La exempleada de la Instalación Correccional Clinton en Nueva York acudió este lunes a corte acusada de facilitar la fuga de los asesinos David Sweat y Richard Matt.
    (Publicado lunes 15 de junio de 2015)

    Se le acusa de ayudar a Richard Matt y David Sweat a escaparse de la cárcel de Clinton cerca de la frontera canadiense el 6 de junio.

    Mitchell compareció el lunes en Plattsbugh por segunda vez ante un tribunal. El caso pasa ahora a un tribunal del condado.

    [Fotos: hombres guapos que matan (y sus víctimas)]

     

    "Básicamente, cuando llegó el momento, creo que se arrepintió y se dio cuenta de lo que estaba haciendo", afirmó el domingo el fiscal Andrew Wylie.

    Wylie dijo que no había pruebas de que los dos tuviesen un plan alternativo después que Mitchell se arrepintió, ni se ha reportado el robo de ningún vehículo en el área. 

    Eso llevó a los investigadores a suponer que los prófugos siguen en las inmediaciones de la prisión de máxima seguridad de Dannemora.

    Pero el gobernador Andrew Cuomo advirtió que no se descarta que puedan estar en México, donde uno de los dos fugados escapó después de matar a su exjefe a fines de los años 90.

    Mitchell, de 51 años, fue acusada el viernes de suministrar herramientas a los prófugos. Se declaró inocente por medio de su abogado. Está suspendida sin paga de su empleo por el que percibía $57,000 anuales como supervisora de los trabajos de sastrería y reparación de máquinas de coser.

    Sweat, de 35 años, cumplía una sentencia a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por el asesinato de un policía. Matt, de 48, cumplía una sentencia de 25 años a prisión perpetua por el secuestro, tortura, asesinato y descuartizamiento de su exjefe en 1997.`

    Mientras tanto, se ha sabido que Mitchell, la empleada de prisión acusada de facilitar la fuga de dos reos, había sido investigada por un posible contacto sexual previo con Sweat, uno de los prisioneros escapados.

    Fuentes cercanas a la investigación dijeron a NBC News que después del incidente, que fue investigado por funcionarios de prisiones, el otro preso fugado, Richard Matt, conquistó a Mitchell hasta el punto de que ella creía que "estaba enamorada", dijeron esas mismas fuentes.

     El fiscal de distrito Andrew Wylie había dicho previamente el viernes que Mitchell fue investigada debido a una posible relación con Sweat, pero señaló que no se disponía de "suficiente información" para acusarla o despedirla en aquellos entonces.

    ASI SE ESCAPARON: David Swet y Richard Matt planearon muy bien su fuga. Haz clic aqui para ver cómo lo hicieron  (o pincha en la imagen).