Violencia de género

Presuntos abusos reavivan petición de una ley de violencia de género en Cuba

La revista El Estornudo publicó esta semana un reportaje con testimonios de cinco jóvenes que acusan al músico cubano Fernando Bécquer por distintos episodios de abusos sexuales cometidos entre 2002 y 2012.

La denuncia pública de cinco mujeres cubanas por los supuestos abusos sexuales de un cantautor cubano ha atizado nuevamente el debate en la isla en torno a la necesidad de una ley específica sobre violencia de género, una vieja demanda de activistas independientes.

La revista independiente El Estornudo devolvió el asunto a la palestra pública esta semana tras sacar un reportaje con testimonios de cinco jóvenes, que acusaron al músico Fernando Bécquer por distintos episodios de abusos sexuales cometidos presuntamente entre los años 2002 y 2012.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El texto "Cinco denuncias de abusos sexuales contra Fernando Bécquer" relata con gran detalle y en primera persona los hechos. El cantautor, en tanto, ha negado esas acusaciones y las ha calificado de "calumnias".

"Yo no creo nada, yo creo en la Revolución", aseguró al terminar un concierto en La Habana, según recogen medios de prensa independientes.

Las reacciones, en redes sociales mayormente, van desde el cambio de foto de perfil con el lema "YoSíTeCreo" en apoyo a esas mujeres, la crítica por minimizar su relato y hasta el apoyo de otros músicos a Bécquer que apuntan a un intento de "difamación".

El autor del reportaje, Mario Luis Reyes, afirmó que el asunto no se resuelve con debates en las redes sociales, pero resaltó la necesidad del papel del activismo feminista para crear conciencia y abogó por contar con marcos legales adecuados que castiguen este tipo de comportamientos.

Otros usuarios aluden incluso a matices políticos y a "campañas contra Cuba" por ser publicado en este medio independiente, y por tanto ilegal y muy crítico con el Gobierno.

El colectivo independiente Alas Tensas condenó en Twitter "las actitudes cómplices y pronunciamientos misóginos al respecto", mientras el Yo Sí Te Creo expuso que este caso "pone en el centro de la sociedad cubana la urgencia de actualizarse y preparar a las nuevas generaciones sobre consentimiento, prevención del abuso sexual y crear barreras protectoras en las infancias desde temprana edad". 

El diario oficial Granma publicó un artículo que presenta varias de las estrategias que garantizan "la respuesta integral e integrada para la prevención y atención efectiva a la violencia de género".

UN VIEJO RECLAMO

Un grupo de 40 mujeres solicitó en 2019 a la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba elaborar una ley exhaustiva contra la violencia de género, un país en el que cuatro de cada diez mujeres reconocen haber sufrido maltrato.

Las firmantes argumentaron que esa normativa daría cumplimiento al artículo 43 de la nueva Constitución cubana que señala el deber del Estado de proteger a las mujeres de "la violencia de género en cualquiera de sus manifestaciones y espacios" y crear "los mecanismos institucionales y legales para ello".

Denunciaron al Parlamento que el Código Penal cubano "no reconoce a la violencia de género como un crimen específico y tampoco a los feminicidios" y que "la concepción predominante en las normas y enfoques institucionales es la de violencia doméstica o intrafamiliar".

Esa petición quedó paralizada ante la respuesta oficial de que ya existen normativas que recogen esa problemática.

En una entrevista en enero de este año con el diario oficial Granma, la vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas de Cuba y de la Sociedad Cubana de Derecho Civil y de Familia, Yamila González, reconoció que "fuera de los casos donde su alcance obliga a un tratamiento en la vía penal, la violencia familiar no suele generar hoy, en Cuba, consecuencia jurídica palpable alguna".

"De ahí la necesidad de potenciar el perfeccionamiento de los mecanismos jurídicos y de políticas públicas, para que no exista impunidad y se brinde la protección más elevada a las víctimas", añadió.

NÚMEROS ROJOS

La secretaria de la oficial Federación de Mujeres Cubanas, Teresa Amerelle, apuntó sin embargo este marzo en una conferencia de prensa que "se trabaja para contar en algún momento con una ley de Género", y acotó que existen instrumentos jurídicos que reconocen la violencia de género por parte del Estado.

Anunció además la creación de un Observatorio de Género para incluir los registros actualizados de los feminicidios y otras expresiones de violencia machista, hechos sobre los que hasta ahora no existe un sistema público de información estadística.

Amarelle, que dirige esa organización con unas 4 millones de afiliadas, mencionó también el Programa Nacional de Adelanto a la Mujer, una iniciativa de 45 medidas para responder a desafíos específicos de la mujer aún no resueltos, como el empoderamiento económico, la educación y prevención para evitar hechos violentos y el incremento de la divulgación en los medios de comunicación.

Las estadísticas oficiales más recientes sobre violencia de género y feminicidios (hecho que no está tipificado como delito en el Código Penal cubano) datan de 2016.

Recogen que el 26.7% de las mujeres de entre 15 y 74 años sufrieron algún tipo de violencia en su relación de pareja en los 12 meses previos al estudio. Apenas el 3.7% de las cubanas que relataron sufrir agresiones en sus relaciones de pareja pidieron ayuda institucional, según la Encuesta Nacional de Igualdad de Género realizada en aquel entonces y que incluyó a 10,698 mujeres.

Ese mismo dato está recogido en un informe nacional enviado en 2019 a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

El vacío institucional en cuanto a estadísticas sobre violencia de género ha sido cubierto en los últimos dos años por grupos de la sociedad civil independiente que publican cifras actualizadas y han alertado sobre el incremento de muertes violentas de mujeres en los últimos años.

Contáctanos