Piden al Papa que se reúna con disidencia interna

MIAMI - Un grupo del exilio cubano en Estados Unidos reclamó al papa Benedicto XVI que se reúna con la disidencia interna y con los presos políticos de la isla durante su visita a Cuba, así como que abogue allí por la libertad y los derechos humanos de los cubanos. Así lo reclamó este jueves una veintena de integrantes de Vigilia Mambisa frente a la sede de la Arquidiócesis de Miami, durante un acto en el que acusaron a la Iglesia católica de la isla caribeña de "solidarizarse" con el Gobierno cubano, en vez de propiciar cambios. Los manifestantes portaban pancartas con lemas como "Benedicto, la Iglesia no es para colaborar con el comunismo ateo", "Libertad para Cuba" y "Ayudar a Castro es un delito", mientras gritaban proclamas como "Cese a la represión" y "Cesen los asesinatos políticos". "Ellos esperan que nuestra santidad se reúna con los opositores, la sociedad civil, los presos políticos y las personas que están sufriendo en la isla la barbarie del castrocomunismo", dijo a Efe el presidente de la organización, Miguel Saavedra, sobre las esperanzas de los disidentes en Cuba ante la visita del pontífice del 26 al 28 de marzo próximos. Según Saavedra, Vigilia Mambisa también espera que el Papa "pida por los derechos humanos y por la libertad, que fue algo parecido a lo que dijo Juan Pablo II cuando estuvo en 1998 en Cuba". Esta protesta tiene lugar después de que el opositor cubano Guillermo Fariñas enviara una carta al papa pidiendo que durante sus actos y homilías solicite la "libertad sin destierro de todos los presos políticos" y mejoras en las "pésimas condiciones carcelarias" del país. El grupo del exilio cubano, con sede en Miami, también enviará una carta pidiéndole que se "ponga del lado del pueblo cubano" y que se reúna con las Damas de Blanco, un colectivo de mujeres que pide la libertad de los presos políticos cubanos. "Estas valientes mujeres cubanas católicas han sufrido todo tipo de amenazas, acoso, persecuciones, golpizas, encarcelamiento brutal y hasta la muerte como el caso de una de sus líderes, la señora Laura Pollán. Todo por pedir libertad para el pueblo de Cuba", afirma esa carta, difundida frente a la Archidiócesis. En ella aseguran que en Cuba no existe la libertad de expresión y que el "llamado Gobierno no es más que un régimen oprobioso, ateo, socialista de corte stalinista, impuesto por la fuerza de una feroz represión". Saavedra también acusó al cardenal cubano Jaime Ortega de "ser un servidor del régimen de La Habana" que "pretende tener solidaridad con los hermanos Castros y olvidarse de los feligreses que están pidiéndole que de urgencia mire los derechos humanos y hable con el Gobierno para ir propiciando algún tipo de cambio". El pontífice, de 84 años, llegará Cuba el 26 de marzo, después de visitar México y oficiará dos misas al aire libre en Santiago de Cuba y La Habana. Su viaje coincidirá con el Año Jubilar 2012 en Cuba para festejar el IV Centenario del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, la patrona de la isla. La Arquidiócesis de Miami ha organizado una peregrinación de cubanos católicos y de otras nacionalidades con motivo de la visita papal y el arzobispo Thomas Wenski ha dicho que es en "solidaridad con la Iglesia en Cuba y en respuesta a su invitación a compartir con ellos este histórico momento".

Contáctanos