Visa Humanitaria

Padres cubanos piden ayuda para salvar a su hija que padece una rara condición médica

La niña de 4 años aún no está diagnosticada por los doctores cubanos, actualmente sufre ataques de epilepsia y más de 50 convulsiones diarias.

Telemundo

Samara tiene 4 años, desde Cuba su padre la sostiene en brazos porque una condición médica, aún no diagnosticada por los doctores cubanos, la dejó sin caminar, sin hablar, y ataques de epilepsia con más de 50 convulsiones diarias, desde que tenía 2 años y 3 meses.

Ángel Lleo, papá de la niña cuenta: "nuestra hija convulsiona día y noche, y se nos está debilitando, se nos está muriendo nuestra niña".

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Rememora que el primer ingreso fue en el Instituto Neurológico de La Habana, donde le pusieron altas dosis de prednisona y la dejaron sin caminar.

Durante los últimos 2 años, por indicaciones médicas a Samara le han suministrados al menos 8 medicamentos que lejos de mejorar su estado, le han provocado caída del cabello, pérdida dela visión periférica de un ojo y problemas respiratorios. 

"Estamos implorando una visa humanitaria para poder salvar a nuestra niña y darle mejor calidad de vida", pide el papá de la niña. Pero en 2020 familiares de la menor en Miami, hicieron gestiones para que Samara fuera atendida por profesionales médicos de la Universidad de Miami.

Olesia Sánchez, tía de la menor, explica que ella les mande todas las pruebas, el diagnóstico que tiene la niña, "me la aceptaron y me dieron un turno para abril 15 del año pasado. Yo solicité la visa y esta me fue negada".

"Nuestra niña no tiene solución en Cuba, no tiene diagnóstico, los médicos dicen una cosa hoy y otra distinta mañana", precisa el padre, mientras que la tía también pide encarecidamente "a los congresistas y los políticos que nos ayuden porque el dolor que nosotros tenemos es muy grande".

Sin esperanzas en la llamada potencia médica cubana, los padres de Samara y su familia en Miami se aferran a una última oportunidad de tratamiento en EEUU. 

"Sabemos que va a poder volver a hablar, caminar y a ser la niña que era antes, pero ahora no tiene solución, no tiene tratamiento en Cuba", dice entristecido el padre de Samara.

Le escribimos a la congresista Maria Elvira Salazar y le compartimos el reclamo de estos padres desesperados pero hasta el momento no hemos recibido respuesta.

Contáctanos