matrimonio gay

Nuevo Código de Familia abrirá la puerta al matrimonio homosexual en Cuba

Se espera que los grupos evangélicos de la isla se opongan al cambio que muestra el borrador del código de familia que será aprobado en unos años.

Shutterstock

Cuba dio a conocer un anteproyecto del Código de la Familia que permite el matrimonio homosexual y la adopción por parte de éstos, al tiempo que reconoce el derecho de los abuelos y le brinda mayor participación a los niños en decisiones que le atañen, entre otras novedades.

Una fuerte polémica se desarrolla en la isla desde 2019, cuando un cambio en la Constitución impuso la actualización del Código y se anunció a su vez que este se sometería a referéndum popular.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Por un lado, grupos evangélicos rechazan aceptar la unión legal de personas del mismo sexo y por el otro, los miembros de la comunidad de Lesbianas, Gais, Transgénero, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) se niegan a que sus derechos deban pasar por un plebiscito.

“Esta versión consideramos ... que es coherente con el texto constitucional, desarrolla y actualiza las diversas instituciones jurídico-familiares en correspondencia con el carácter humanista de nuestro proceso social”, dijo el ministro de Justicia Óscar Silveira Martínez, al dar a conocer el documento.

“Es un proyecto avanzado”, agregó al indicar que está disponible en la página oficial de la dependencia a su cargo.

Tanto Martínez como Yamila González Ferrer, vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, hicieron hincapié en que el Código de la Familia es mucho más amplio que la autorización o no para que personas del mismo sexo contraigan nupcias y debe verse en todo el impacto para la vida de las personas.

“Protege a todas las expresiones de la diversidad familiar y el derecho de cada persona a constituir una familia en coherencia con los principios constitucionales de pluralidad, inclusión, de dignidad humana”, agregó González.

“El proyecto no se va por encima de lo que en la realidad cubana existe, sino que es un reflejo de la misma y trata de darle soluciones a los diversos y complejos conflictos que existen”, manifestó la jurista.

En sus más de 480 articulados, la norma intenta reflejar la diversidad de las familias en la actualidad de la isla, las responsabilidades, los valores como el amor y la solidaridad entre los miembros, la obligatoriedad de brindar alimentos, amplía las variantes del régimen económico en el matrimonio y los derechos de abuelos y otros parientes de los menores.

Este anteproyecto del Código de Familia fue redactado por un equipo de 30 expertos —aunque en su momento activistas criticaran la falta de presencia de la sociedad civil —, estará puesto en la página del Ministerio de Justicia para recolectar opiniones.

Posteriormente, pasará a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Parlamento, se espera que para diciembre lo convierta en un proyecto como tal y fijará la fecha para el plebiscito que podría ser el año que viene.

Se espera una fuerte reacción de grupos de iglesias evangélicas, que ya se habían opuesto a que se incorporara en la Constitución en 2019 la idea de que el matrimonio era la unión de dos “personas” y no de “un hombre y una mujer”, como lo señalan sus preceptos religiosos. Recientemente retomaron su campaña contra el Código.

El Código vigente data de 1975 y quedó rebasado por la actualidad en donde las familias se conforman de una manera diferente, existe una fuerte emigración, hay otras concepciones del papel de los niños y del parentesco, según los juristas.

Contáctanos