Yu-Gi-Oh, pasatiempo de los jóvenes en Cuba