Turista canadiense describe horror que vivió en hotel en Cuba