Sentenciado a 20 años en Cuba por un asesinato cometido en Florida