Fallece en Cuba hermana menor de Raúl y Fidel Castro

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Preparativos para una tormenta: Una guía para su familia y su hogar
    Foto cortesía: Juanita Castro
    Foto de una reunión entre hermanos en La Habana. De izquierda a derecha, Agustina, Angela, Enma y Fidel Castro.

    Agustina del Carmen Castro Ruz, la menor de los hermanos de Fidel y Raúl Castro, falleció este domingo en La Habana a los 78 años.

    Según confirmaron vecinos y amigos de la familia a Telemundo 51, el fallecimiento de Agustina se produjo a las 7 a.m. en una clínica donde estaba ingresada, al parecer por complicaciones derivadas de una neumonía. Padecía de Alzheimer y desde hacía meses su padecimiento se había agravado notablemente.

    Cumpliendo su última voluntad, sus restos fueron cremados. La familia aguarda la llegada de su hermana Enma Castro Ruz desde México para realizar un velorio privado.

    Una misa de recordación fue ofrecida la tarde de este domingo en una iglesia en  La Habana.

    Con la muerte de Agustina, solo quedan vivos tres de los siete hermanos Castro Ruz: Enma, de 82 años; Raúl, de 85; y Juanita, de 83, residente en Miami.  Angela, la mayor, había fallecido de 88 años en el 2012; Ramón, de 91, y Fidel, de 90, murieron el pasado año.

    Agustina fue “la hija de la vejez” del matrimonio de Angel Castro y Lina Ruz. Nació en Birán, antigua provincia de Oriente, el 28 de agosto de 1938, y según su propio testimonio, fue "la más consentida de los siete hermanos".

    “Mis padres me malcriaban hasta el cansancio”, dijo Agustina en Fidel y Raúl, mis hermanos, libro autobiográfico de su hermana Juanita.  Recordó que sus padres le permitían dormir en la cama matrimonial con ellos.

    De fuerte fe católica, Agustina nunca tuvo presencia pública ni ostentó ningún cargo o responsabilidad gubernamental.  Se casó con el reconocido pianista Silvio Rodríguez Cárdenas, quien falleció en Orlando, Florida, en 2009.

    El matrimonio tuvo tres hijos: Silvio y Angel, residentes ambos en Orlando, Florida, y Lina, quien vive actualmente en Cuba.

    Juanita Castro asegura en su libro que Agustina fue una mujer dedicada de lleno a la religión y que vivió humildemente en Cuba "alejada de todo y de todos”.