Comunidad judía argentina: muerte del fiscal es una catástrofe

Comunidad judía argentina: muerte del fiscal es una catástrofe

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Comunidad judía argentina: muerte del fiscal es una catástrofe
    EFE
    El presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Julio Schlosser.

    BUENOS AIRES - La comunidad judía argentina consideró este lunes "una catástrofe" el fallecimiento del fiscal especial de la causa que investiga el atentado contra la mutual judía AMIA, Alberto Nisman, quien fue hallado sin vida la noche del domingo en su departamento de Buenos Aires.

    "Es un día nefasto, de duelo, de consternación. Es una catástrofe. Esperemos que el fiscal encuentre la paz, que no encontró entre nosotros", sostuvo el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Julio Schlosser.

    Schlosser declaró a radio Mitre que con la muerte de Nisman "volvió a estallar la bomba de la causa AMIA" e instó a aunar esfuerzos para "tratar de desenmarañar esta madeja que nos deja el fiscal".

    Nisman fue encontrado muerto de un disparo en la cabeza en el baño de su vivienda la noche antes de comparecer ante el Congreso argentino para exponer sobre su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández.

    La mandataria argentina y varios de sus colaboradores fueron acusados el pasado miércoles por el fiscal de supuestamente encubrir a presuntos terroristas iraníes que causaron la muerte de 85 personas en el atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994.

    "Una persona que tiene a su cargo diez años de trabajo en la causa es irremplazable para nosotros. Son años de conocimiento y, de esta manera, nos damos cuenta del impacto y consecuencia que tiene la muerte del fiscal, no es, en este caso, el fallecimiento de cualquier persona", dijo el presidente de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky.

    "Es muy difícil encontrar a alguien que pueda llegar a conocer la causa como la conocía él y llevarla adelante", agregó Jmelnitzky en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

    El atentado contra la AMIA causó 85 muertos y 300 heridos el 18 de julio de 1994, dos años después de que una bomba explotara frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y provocara 29 víctimas mortales.

    La investigación y la comunidad judía atribuyen a Irán y a la organización Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados.