Comunidad vive acechada por un tigre de bengala