Le dieron 50 años de prisión por abuso sexual infantil y sale libre gracias a un perro