Donación “peligrosa” a Goodwill burla hasta a la policía