Mes de la herencia hispana

Trabajó en el campo para ayudar a su familia; ahora es juez de una Corte Superior de California

“Yo me acuerdo pizcar la cereza, el ajo, el chabacano con las manos anaranjadas y cortadas”, aseguró, José Franco.

Telemundo

CALIFORNIA - Desde muy joven, José Franco luchó por sus ideales para llegar hasta donde está y convertirse en juez de la Corte Superior del condado Santa Clara.

“Es un trabajo que me encanta, es difícil, es siempre reconocer que toda decisión que tomas en esta sala afecta a mucha gente”, aseguró.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

José nació en Gilroy y creció recorriendo los campos de cultivos junto a sus padres.

“Mi infancia fue como en un campo, en el sur de este condado, mucho al aire libre, no había mucha computadora, trabajábamos también”, afirmó.

Sus padres procedentes de Jalisco, México, llegaron a EEUU en la década de los 60, aunque su bisabuelo llegó a tierras estadounidenses en 1919.

Durante su juventud, José trabajaba en los campos para ayudar con el sustento a su familia. “Yo me acuerdo pizcar la cereza, el ajo, el chabacano con las manos anaranjadas y cortadas”, aseguró.

Y uno de los valores que asegura le inculcaron sus padres fue el del trabajo arduo. Por esta razón, estudió para salir adelante y lograr una carrera profesional.

Al principio, pensó en ser maestro pero luego se enamoró de las leyes graduándose de la universidad en 1998.

“Me encantó las leyes criminales, el trabajo de esta área siendo procurador o fiscal, o defensor o abogado de oficio”, indicó.

Por 15 años y medio trabajó como defensor público en el condado Santa Clara, supervisó también la Unidad de Justicia Juvenil hasta que en noviembre de 2015 fue designado juez de la Corte Superior.

“Un reconocimiento que hay mucho poder en esta sala. El poder de cambiar vidas, de mantener esa humildad en el trabajo que nosotros hacemos para servir a la comunidad”, puntualizó.

Aunque José logró llegar hasta donde quiso, hubo personas que pensaron que no lo lograría. “Esa persona me dijo: tú vas a pasar tu vida sirviendo agua y comida a gente como yo”, recordó.

Y sin olvidar sus raíces, el juez Franco les envía un mensaje muy importante a los jóvenes.

“No escuchen esas voces que les dicen que no pueden, escuchen esas voces que les dicen que sí puedes”, añadió.

Contáctanos