Arrestado frente a casa de Swift habría tenido un cuchillo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Arrestado frente a casa de Swift habría tenido un cuchillo

    Habría dicho que sufría de trastorno obsesivo compulsivo y episodios maniacos. (Publicado miércoles 18 de abril de 2018)

    LOS ÁNGELES - Un hombre de Colorado que llevaba puesta una máscara y tenía un cuchillo en su auto cuando fue arrestado afuera de una casa de Taylor Swift en Beverly Hills fue liberado el martes mientras la policía continúa investigando.

    Julius Sandrock, de 38 años, fue arrestado el sábado bajo sospechas de acoso luego que agentes acudieron a la residencia. Swift, que vive en Nueva York, no estaba en la casa, dijo la policía.

    Sandrock salió de la cárcel el martes por la mañana, según un sitio web del Departamento del Alguacil del Condado de Los Ángeles. No estuvo claro de inmediato si tenía un abogado.

    Mientras tanto, la policía obtuvo una orden de alejamiento temporal que le prohíbe portar armas.

    Según el documento, Sandrock tenía puesta una máscara y guantes de goma cuando fue detenido y dijo a la policía que había conducido desde su casa en Broomfield, Colorado, para ver a Swift.

    Sandrock dijo a los agentes que tenía tres pistolas y que estaba bajo libertad condicional en Colorado por disparar una de ellas, dijo la policía.

    Al registrar su vehículo, los agentes encontraron un cuchillo, soga, municiones y más máscaras y guantes, según la orden de alejamiento.

    También hallaron medicinas con receta, incluyendo oxicodona. Sandrock dijo a la policía que sufría de depresión, trastorno bipolar, trastorno obsesivo compulsivo y episodios maniacos, de acuerdo con el documento.

    Su detención se produjo tras el arresto el 8 de abril de un indigente bajo sospechas de invasión de la propiedad privada luego que intentó trepar un muro de la misma residencia e ignoró advertencias de los guardias de seguridad que le dijeron que se fuera. Swift tampoco se encontraba entonces en la casa.

    Justin Lilly, de 23 años, fue acusado de un cargo menor y sentenciado a tres días de cárcel.