La sequía y la esperanza de Lluvia

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La sequía y la esperanza de Lluvia
    Telemundo

    El inicio de abril trajo consigo la confirmación de que la sequía se agrava en el sur de la Florida. Sectores de Miami-Dade y Broward ya se ubican dentro del “tercer nivel” de peligrosidad que se considera como “severo”, dentro de una escala que culmina con el “nivel cinco”, identificado como “sequía excepcional”. La actual situación no debiese tomarnos por sorpresa dado que desde hace meses los pronósticos a largo plazo han venido arrojando el mismo prospecto para nuestra zona: condiciones más secas de lo normal, acompañadas por temperaturas más elevadas que la media. Esta semana condados como Miami-Dade ya han comenzado a prepararse para mitigar la increíble ausencia de la lluvia, implementando racionamientos en el riego para residencias y negocios.

    A pesar que la lluvia ha comenzado a asomarse en los últimos días de manera muy esporádica y segmentada, el déficit aumenta a pasos agigantados. En el aeropuerto internacional de Miami, por ejemplo, sólo se ha acopiado poco más de un 30% de la lluvia promedio en lo que va de 2018, lo que significa una falta de acumulación de lluvia por encima de las 5 pulgadas. En el más reciente pronóstico a largo plazo del Centro para Predicción del Clima, o C.P.C, los modelos a largo plazo indicaban iguales probabilidades de condiciones secas o lluviosas en el período de tiempo desde abril hasta junio, dificultando aún más una predicción acertada de la evolución de la sequía en nuestra zona.

    Nuestra única esperanza sería un comienzo prematuro de la temporada de lluvias, que históricamente y en promedio inicia cerca del 21 de mayo, pero que ha llegado a adelantarse y a ocurrir cerca del 16 de abril según el record histórico. La temporada de lluvias es el período en el que el sur de la Florida recibe alrededor del 70% de toda la lluvia que se registra anualmente, por lo que su llegada durante tiempos de sequía es lo equivalente a un milagro caído del cielo. Sin embargo en ocasiones esta época de cielos nublados y aguaceros frecuentes se ha retrasado, iniciando tan tarde como el 3 de junio. Por ejemplo el pasado año la llegada de dicha temporada se calcula ocurrió el 29 de junio según los meteorólogos de la oficina del Servicio Nacional de Meteorología de Miami.