Novak Djokovic

“Ya se fue”: Djokovic abandona Australia tras perder caso de deportación

Telemundo

MELBOURNE, Australia — Novak Djokovic salió de Australia el domingo por la noche después de perder su último intento de evitar la deportación y jugar en el Abierto de Australia a pesar de no estar vacunado contra el COVID-19. Unas horas antes, un tribunal desestimó por unanimidad el desafío del tenista a la cancelación de su visa.

"Puedo confirmar que Djokovic ya se fue de Australia", declaró en Twitter el ministro de Inmigración, Alex Hakwe.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Djokovic, un serbio de 34 años, dijo que estaba "extremadamente decepcionado" por el fallo, pero que lo respetaba. “Respeto el fallo de la Corte y cooperaré con las autoridades pertinentes en relación a mi salida del país”, dijo en un comunicado.

El tenista fue fotografiado con una mascarilla en un salón del aeropuerto de Melbourne con dos funcionarios del gobierno con uniformes negros. Partió en un vuelo de Emirates a Dubai, la misma ciudad de los Emiratos Árabes Unidos desde la que voló a Australia.

Ha ganado un récord de nueve títulos del Abierto de Australia, incluidos tres seguidos, pero esta vez ni siquiera tendrá la oportunidad de intentarlo.

Djokovic dijo que estaba "incómodo" porque la atención se centró en él desde que se canceló su visa por primera vez al llegar al aeropuerto de Mebourne el 6 de enero. “Espero que ahora todos podamos concentrarnos en el juego y el torneo que amo”, dijo.

La federación nacional que dirige el torneo, Tennis Australia, dijo que respeta la decisión de la Corte Federal. “Esperamos un Abierto de Australia 2022 competitivo y emocionante y les deseamos a todos los jugadores la mejor de las suertes”, dijo en un comunicado.

El tenista serbio, Novak Djokovic, admitió este miércoles haber cometido "errores humanos" en los documentos para entrar a Australia y acudir a una entrevista con un medio deportivo tras conocer su positivo por COVID-19.

Una orden de deportación también suele incluir una prohibición de tres años para regresar a Australia.

"UNA FARSA": PRESIDENTE DE SERBIA REACCIONA

En Serbia, el presidente Aleksandar Vucic dijo que la audiencia fue “una farsa con muchas mentiras”.

“Piensan que humillaron a Djokovic con este acoso de 10 días, y en realidad se humillaron a sí mismos. Si dices que el que no está vacunado no tiene derecho a entrar, Novak no vendría ni se vacunaría”, dijo Vucic a los periodistas.

Dijo que le dijo a Djokovic después de hablar con él “que no podemos esperar a verlo en Serbia, regresar a su país, venir a donde siempre es bienvenido”.

No dijo si Djokovic dijo que primero iría a Serbia después de su deportación.

El astro del tenis mundial enfrenta incertidumbre sobre su participación en el primer Grand Slam del año.

REPERCUSIONES EN LA POLÍTICA AUSTRALIANA

El primer ministro Scott Morrison dio la bienvenida a lo que describió como la “decisión de mantener fuertes nuestras fronteras y mantener seguros a los australianos”.

Pero la portavoz de la oposición en la cartera de asuntos internos, Kristina Keneally, dijo que Djokovic estaba siendo deportado por lo que dijo e hizo públicamente en el extranjero antes de que el gobierno le diera una visa en noviembre.

“Este lío no es un fracaso de nuestras leyes. Es un fracaso de la competencia y el liderazgo de Morrison”, tuiteó Keneally.

La respuesta a la pandemia se ha vuelto políticamente cargada con la coalición conservadora de Morrison que busca un cuarto mandato de tres años en las elecciones previstas para mayo.

Las tasas de infección se han disparado en gran parte de Australia desde diciembre, cuando el gobierno de Morrison relajó lo que habían sido algunas de las restricciones más duras del mundo democrático para los viajes internacionales.

“Ahora me tomaré un tiempo para descansar y recuperarme, antes de hacer más comentarios más allá de esto”, dijo.

Contáctanos