Broma en Twiter enfurece a boxeador

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Preparativos para una tormenta: Una guía para su familia y su hogar
    Getty Images

    Las redes sociales sirven para que cada persona pueda opinar sobre cualquier tema sin censura y para poder hacerlo vox populi, sin tener que recurrir a los medios masivos de comunicación. Por esto, muchas veces algunos se exceden en sus comentarios, que muchas veces son dirigidos a famosos o deportistas.

    Este último fue el caso que tocó a Curtis Woodhouse, un ex futbolista y actual boxeador inglés que, cansado de las fuertes críticas de un usuario a través del Twitter, decidió primero averiguar la casa de esa persona y luego dirigirse hacia allí para increparlo. Según relata el diario español "ABC", todo comenzó cuando Woodhouse perdió la corona del peso welter en Inglaterra la semana pasada. Entre las críticas que recibió, el usuario “Jimmyob88” lo calificó como una “desgracia”. Esto irritó al boxeador, que se decidió a ofrecer entre sus seguidores la suma de 1.000 libras para quien colaborara con la dirección de la casa del agresor, ubicada en la localidad de Sheffield. Uno de ellos lo ayudó y entonces Woodhouse decidió ir hasta la casa de Jimmy, con un detalle: contarles a sus seguidores lo que iba ocurriendo camino a Sheffield, algo así como una persecución en 140 caracteres. Mientras se dirigía desde Driffield, el boxeador tuiteó: “De camino a Sheffield para tener una pequeña charla con un viejo amigo, mantente ahí”. Y, como para que nadie dudara, subió una foto del cartel de la calle donde, supuestamente, vivía su “agresor virtual”. “Bueno Jimbob, estoy aquí. Que alguien me diga en qué número vive o tendré que llamar a cada puerta. #Es hora del show”, escribió, desafiante. La respuesta no tardó en llegar, aunque no fue para dar el lugar exacto de la vivienda. “Lo siento. Se me fue un poco de las manos y estaba en un error, lo acepto”, le tuiteó Jimmybob88, mientras agregaba que sus comentarios eran “una broma”, sólo “un poco de diversión inofensiva”. Pero Woodhouse no aceptó sus disculpas, al considerar que habían llegado “demasiado tarde”. Igualmente, al no encontrar a su objetivo, decidió regresar a casa: “Jimmyob88 nunca salió a jugar así que me voy. Tal vez es un poco estúpido lo que hice hoy, pero a veces hay que decir basta”, puso el boxeador. Tras eso, Woodhouse se dio cuenta de algo que pudo haberle ahorrado el viaje. “Acabo de descubrir que se puede bloquear las personas. Podría haberlo sabido antes y me habría ahorrado 20 libras en gasolina”, relató en la red social, sorprendido todavía por lo que había llegado a hacer cansado de las fuertes críticas de un usuario de Twitter.