Muerte en Hialeah da coletazos