Iglesia opuesta a pena de muerte