El aeropuerto de Miami, "empastillado"