'Buena Fe' en Miami: ¿Vuelve la controversia?