Telemundo 51 Responde

Telemundo 51 Responde

Odisea personal por una cirugía estética

(Published viernes 2 de septiembre de 2016)

Una mujer que quedó desfigurada tras una cirugía estética habla con el equipo de Telemundo 51 Responde para alertar a quienes buscan mejorar su apariencia.

Hace tres meses reportamos la muerte de una madre de West Virginia en un centro estético de Hialeah.  Hoy, otra mujer que se operó en el mismo centro habla con el equipo de Telemundo 51 Responde acerca de lo que le sucedió ahí.

Buscando mejorar su apariencia, Ivis Veracierto fue al centro estético Encore de Hialeah.  

“Yo fui a hacerme una cirugía estética de levantamiento de senos y un tummy tuck”, dijo Ivis Veracierto.

La operación se la practicó el 26 de abril el médico James McAdoo, quien aparece en este video promocional de Vanity Plastic Surgery, otro centro estético que le pertenece al mismo dueño de Encore.  

“Ya lo mal hecho que yo vi desde que entre a la cirugía en el momento que estaba ahí que no me habían ni tomado presión ni nada y ya me habían dormido”, agregó la mujer.

Horas después de despertar de la anestesia, Ivis fue dada de alta, pero regresaría a los días para que le quitaran los drenajes.  

“Y cuando me quitaron el tape estaba la piel como dañada… Como que se habían ido pedazos de piel y ellos me dijeron que eso era normal que tuviera eso así”, dijo ella.

Cuenta que esas lesiones se fueron empeorando hasta convertirse en heridas abiertas. Heridas tan severas que tuvimos que cubrir las imágenes para la televisión.

“Me sentía muy mal y era,  a la sangre fría todas esas curas”, recordó.

A las tres semanas, Ivis dice que ya no podía soportar el dolor así que fue al hospital Jackson donde médicos decidieron operarla de emergencia.

A Ivis ahora le han puesto injertos de piel animal y está conectada a una maquina las 24 horas al día para ver si logra sanarse.

“Bastante me ha impactado, porque yo ya no voy, no voy a estar igual”, relató.

El doctor McAdoo nos dijo que ya no trabaja en Encore o Vanity, y que no tiene acceso a los archivos de Ivis, pero se ofreció a atenderla en su nueva consulta.  Intentamos comunicarnos con Encore en varias ocasiones pero nunca nos devolvieron las llamadas.

Ivis dice que a ella la contactaron mientras estaba ingresada en el Hospital Jackson Memorial.
 
“La adiministradora de la clínica y la enfermera que me hacia las curas fueron dos veces a decirme que por favor que si quería que ellos me devolvían el dinero para atrás de la cirugía”, contó Ivis.

Ella no aceptó. Contrató a un abogado para evaluar sus opciones legales y quiere que su experiencia sirva de lección para aquellos que estén contemplando hacerse una cirugía estética.

“Que piense primero y que se vea como me vi yo, en las condiciones estas, de que no vayan ahí que lo que están es matando gente”, dijo la mujer sin poder contener las lágrimas.

Nuestra investigación encontró que desde el 2013 hasta ahora, cuatro pacientes han fallecido en los centros Encore y Vanity.  La muerte más reciente fue Header Meadows, una joven madre de West Virginia que tuvo un paro cardiaco tras entrar al centro a hacerse una cirugía estética dos semanas después de Ivis. En los records estatales, Encore aparece como una oficina de cirugías sin quejas o acciones disciplinarias públicas.

En cuanto a Ivis, ella dice sentirse afortunada de haber sobrevivido aunque sea con enormes cicatrices que le recuerdan constantemente la odisea por la que paso.   

“Lo más que me duele es que la vida mía cambio, ya no va a hacer igual”, dijo Ivis.

Antes de someterse a una cirugía estética, revise bien el historial del médico y donde se hará la operación. Si es en un centro estético, Vea si el medico tiene derechos de quirófano en un hospital porque si algo le llega a suceder durante el procedimiento, podrá ser trasladado a un hospital bajo el cuidado del mismo cirujano.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS