Leer Más Copa FIFA Confederaciones »

Acusan a compañía de aprovecharse de pequeños empresarios

processing...

BOLETÍN DE NOTICIAS

Northern Leasing alquila máquinas para realizar transacciones con tarjetas de crédito a lo largo del país. (Published martes 6 de diciembre de 2016)

La fritanga de Cástulo Lacayo, en la calle Flagler y la 103 avenida de Miami, es un negocio de familia que opera con su esposa y su hijo y la ayuda de algunas herramientas cruciales como una máquina para procesar pagos con tarjetas de crédito. 

La máquina que tenía Lacayo hasta hace unos años le pertenecía a una empresa llamada Northern Leasing Systems, compañía que Lacayo dice le prometió un servicio muy económico.  

“Cuando te aproximan, los vendedores, ellos te ponen un buen negocio pues, te dan un buen negocio, que vas a ahorrar pero al final uno sale perdiendo”, dice Lacayo.  

Él cuenta que de un día para otro, la empresa le subió el cargo de procesamiento de 7 centavos a 75 centavos por cada transacción, sumándole los casi $200 dólares que pagaba por arrendar la máquina, llego a pagar unos 700 dólares mensuales antes de decidir que no quería seguir haciendo negocios con Northern Leasing. 

“Cerré mis cuentas del banco y al final ellos me pusieron una demanda”, cuenta. La empresa demando a Lacayo por incumplimiento de contrato, cobrándole más de 6900 dólares.  Nuestra investigación revelo que entre el 2010 y el 2015,Northern Leasing Systems inicio más de 30 mil acciones legales similares en contra de empresarios en todo el país y ganó más de 19 mil demandas, en parte porque para defenderse los empresarios tenían que hacerlo en Nueva York.

Según Jane Azia, de la procuraduría general de Nueva York, “la mayoría de las personas, 96 porciento vivían en estados como California, Texas, Florida y no tenían los recursos para viajar a Nueva York y contratar a un abogado”.  

Este año, la  procuraduría general de Nueva York demandó a Northern Leasing Systems y sus empresas asociadas diciendo que se aprovecharon de pequeños empresarios, usando prácticas engañosas y  atrapándolos en exagerados contratos de arrendamiento.  La empresa niega las acusaciones.  

Esta no es la primera vez que la compañía tiene problemas. En el 2012, Northern Leasing Systems le devolvió 3,6 millones de dólares a empresarios luego de ser acusada de robar dinero de las cuentas bancarias de sus clientes.

Latricia Hardy, una peluquera de Washington DC, es otro cliente inconforme de Northern Leasing.  Ella ha estado luchando por años para evitar que la demanda que perdió en contra de la empresa,  le dañe el crédito ya que el contrato que firmó la afecto personalmente.  

“El contrato le fuerza a firmar una garantía personal; no solo pueden ir detrás de la compañía sino del individuo después a recaudar los bienes”, explica la abogada Christine Solís, quien tomó el caso de Cástulo Lacayo.

Ella logro convencer a Northern Leasing Systems a dejarlo salirse del contrato por unos $5,800 dólares, un logro que dice es agridulce, porque igual es más dinero de lo que el debería pagar.

“El l problema con este contrato es que la persona pagaría 200 a 400 dólares si compraría la maquina nueva bajo este contrato pagarían de 8-mil a 9 mil dólares y al final del contrato devuelven la maquina “, cuenta Solis.  Lacayo ahora comparte su historia para alertar a los demás. 

“Yo lo hago para que otro negociante, un pequeño negocio no caiga en el mismo problema que yo caí, por no leer la letra pequeña”, dice Lacayo. 

Northern Leasing Systems no nos respondió cuando intentamos obtener una respuesta a las acusaciones de Lacayo y la procuraduría general de Nueva York. Se cree que la firma ha logrado cobrarle millones de dólares a pequeñas empresas, mediante acciones legales, en los últimos 10 años.