Yuliesky Gurriel: "Siempre soñé con llegar a Grandes Ligas"

El estelar pelotero de los Astros de Houston habla en exclusiva con Telemundo 51. (Publicado jueves 21 de julio de 2016)

El estelar pelotero cubano Yuliesky Gurriel cumplió ya con la presentación oficial como la nueva adquisición de los Astros de Houston y su incorporación a la franquicia es solo cuestión de días.

Gurriel, de 32 años, llevará el número 10 con los Astros, que están metidos de lleno en la pelea por un puesto en la postemporada.  El equipo de Texas lo firmó por $47.5 millones y cinco años de contrato.

Gurriel, que desertó de la selección nacional el pasado febrero durante la Serie del Caribe de República Dominicana, ofreció este miércoles una entrevista exclusiva con Telemundo 51, mientras practicaba en un terreno del suroeste de Miami. Es la primera entrevista que ofrece el jugador desde su salida de Cuba.

En esta conversación con Telemundo 51, Gurriel habla de los momentos en que su padre, el legendario Lourdes Gurriel, se enteró de su partida hacia Estados Unidos, del interés de jugar junto a su hermano Lourdes, de 23 años, y de la crisis que atraviesa la pelota en la isla.

Un sueño cumplido

"Para mí es algo muy grande, hacía mucho tiempo estaba esperando una oportunidad como esta de jugar en Grandes Ligas, nunca pensé que se me diera, te voy a ser sincero. Pero ya estamos aquí, hemos tenido que pasar por momentos difíciles y ya,  gracias a Dios, estamos a un pasito de lograr el sueño que siempre tuve.

"Cuando uno es pequeño lo principal en Cuba es llegar a una Serie Nacional y estar jugando al mejor nivel de tu país. Después la meta que me tracé desde un inicio cuando empecé a jugar pioneriles, llega un momento que pasa a  la Serie Nacional y uno se ve con otro objetivo, el más inmediato llegar al equipo Cuba.  Pero llega un momento en que uno va tocando el techo y se van abriendo horizontes y va pensando más allá y es cuando viene el interés y el deseo de llegar al béisbol más importante del mundo, que todo el mundo sabe que es aquí en Estados Unidos. Por eso fueron las intenciones".

Llegar a Grandes Ligas

"Ya desde el 2005 llevaba varias temporadas en Cuba y logré muchas cosas que tampoco pensaba lograr, fui dos veces Jugador Más Valioso, llegué a eventos internacionales,  implanté  récord en jonrones, tuve una actuación bastante satisfactoria y llegó el momento que dije quiero probarme en otro béisbol internacionalmente. En ese momento era difícil que Cuba pudiera insertar a los jugadores profesionalmente. Así llegó la oportunidad en Japón. Ya cuando juego en Japón veo cómo es jugar profesionalmente a un nivel bien alto. Tener resultados aceptables en una liga como fue lo que me trajo a la mente una idea fija: Mi próximo objetivo es las Grandes Ligas".

Mi papá no se enteró

"La familia es lo principal en esta situación tan difícil. Desde que empecé en la pelota,  muchas personas siempre me hacían  la misma pregunta:  ¿por qué no dar el paso? Yo siempre ponía mi familia primero, porque es bien difícil no tener el apoyo de tu familia, separarte de tu gente, del lugar donde naciste, de tus compañeros de toda la vida, es un cambio bien grande y es al que todo el mundo le teme.

"Era una decisión tan difícil que prácticamente ellos siempre estuvieron en desacuerdo.  Desde bien pequeño allá en Sancti Spíritus yo recuerdo una frase que mi papá me decía -y algunos amigos le decían en jarana- que si yo me quedaba que hacía él y me acuerdo que él decía: si se queda yo misma voy a buscarlo donde este y lo traigo como sea.  Esta decisión no se le dice casi a nadie no se lo comenté a él tampoco, pero cuando se enteró sabía que iba a ser algo bien duro. La primera vez que hablé con él, pues estuve varios días sin hablar con él, es difícil porque sabía que estaba desesperado, sin dónde estaba en medio de todas las noticias..."

"La vez que hablé con él y con mi mamá, que estaba bien nerviosa, lo primero que me dijo casi en llanto fue 'Olvídate no me comentes nada, solo queremos decirte que te apoyamos en este momento que es bien difícil para ti', y eso me llenó mucho de orgullo".

Crisis de la pelota cubana

"Sabemos que la Liga de Cuba en este momento no pasa por su mejor momento y sabemos que tenemos que hacer varios ajustes para incorporarnos a este béisbol que es el mejor del mundo.  Mi meta es jugar al béisbol donde quiera que esté, siempre va a ser mi mayor anhelo no solamente para hacer quedar bien a mi familia y conmigo mismo, sino para poner el nombre de Cuba bien alto.

"Este puede ser el peor momento de la pelota en Cuba en todos los tiempos. Sabemos las deserciones que han tenido no es un secreto para nadie que han sido muchos atletas que se han ido, jóvenes que no han llegado ni a la Serie Nacional, que son la base para consolidar el béisbol.  Pero con todas esas ausencias, todavía hay una serie nacional. Creo que si otro país hubiera tenido tantas deserciones como las ha tenido Cuba, a lo mejor se habría acabado el béisbol.  Creo que en Cuba hay que hacer varios ajustes, principalmente en el béisbol..  El béisbol que jugó mi papá, cuando prácticamente no perdían, creo que esos atletas no tendrían ningún tipo de problemas para haber jugado en Grandes Ligas. Me hubiera gustado ver a esos grandes jugadores, como es el caso de mi padre, con  la oportunidad de probarse en un béisbol como este".

Dirigentes incapaces

"Una de las cosas principales que tiene el béisbol son sus dirigentes, nunca concebí que en Cuba el director del béisbol  y el comisionado no sepa nada de béisbol. Un deporte con tanta tradición y tantos atletas , no puede tener un comisionado que no sepa prácticamente nada de béisbol. Esa fue una de las cosas que a mí me llegó mucho".

Representar a Cuba

"Siempre voy a estar dispuesto a representar mis cuatro letras de Cuba. Me siento un poco extraño cuando veo el equipo nacional, fueron muchos años, fueron años tristes y de mucha alegría, lo he vivido todo ahí. Sería muy difícil decirle no al equipo Cuba, ojalá algún día vuelva a ponerme las cuatro letras en el centro del pecho, tal vez en un Clásico Mundial con equipo unido".

El camino de los Astros

"Había varios equipos de más tradiciones, pero bueno este equipo de Houston ya al ver que tenían interés, me gusto mucho. Fue muy interesante por la temporada  que tuvieron en el 2015, la proyección que tienen con muchachos jóvenes con tantos deseos de jugar béisbol y me interesó muchísimo.

"Yo estaba preparado para tener un excelente año,  como hace rato no lo tenía... Le puse todo el empeño y todo el interés.  Sabía que este año era definitorio, no tenía en mente la deserción,  pero  sí que podía jugar en Grandes Ligas,  y por eso dije por a hacer todo mi empeño para que las cosas puedan ser más factibles.

Preparación en Orlando

"Ya me estoy incorporando a Orlando, donde los Astros tienen su base de liga menor. Estaré ahí alrededor de 15 o 20 días, todo depende de que llegue la visa de trabajo,  sin eso no puedo jugar ni en liga menor ni en Grandes Ligas y ese tiempo lo voy a aprovechar viendo lanzadores".

Juntar a los Gurriel

"Hasta ahora ha sido algo grande, fuerte para mí, tengo que estar bien enfocado en el béisbol ya que posteriormente trataré de estar junto a mi familia, que es lo principal. Todo el mundo sabe que esa paz familiar hace falta. No solo estar jugando, sino con ese apoyo de familia.Trataré de estar con toda mi familia lo más pronto posible".

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS