Galería: A solas con tus pensamientos… ¡nunca!

El ser humano está tan acostumbrado al ruido de la modernidad que prefiere cualquier cosa antes de estar a solas consigo mismo.