Quitan saleros en la ciudad de México

Una campaña urge a los restauranteros quitar la salada tentación de sus mesas.

Quitan saleros en la ciudad de México
Crédito: Shutterstock
Por AP 29 de julio de 2014

Sal y limón con tequila. Sal con tu "michelada" de cerveza helada. La sal y chile en la fruta e incluso en los dulces. Los mexicanos aman la sal, hasta el punto de que algunos estimados muestran que se comen casi tres veces la cantidad recomendada y significativamente más que lo que los americanos.
Agrega esto al creciente problema de obesidad y a una epidemia de hipertensión, y tienes una potencial pesadilla de salud que ha provocado en la enorme capital mexicana se hagan intentos de que sus residentes dejen en paz al salero.
La semana pasada, el secretario de salud de la ciudad de México, Armando Ahued lanzó una campaña, llamada "menos sal, más salud," para que los restauranteros quiten los saleros de sus mesas. Funcionarios y la Cámara de Restaurantes de la ciudad firmaron un acuerdo para fomentar a los restaurantes a solo proporcionar saleros si los clientes piden. El programa es voluntario, pero la cámara está instando a sus miembros a cumplir.
La campaña contra la sal es parte de una creciente ola de activismo por alcaldes citadinos, como Michael Bloomberg de Nueva York, cuya administración ha empujado a productores de alimentos a reducir el uso de la sal.
En la ciudad de México, sólo una minoría de los restaurantes parecen haberse unido a la campaña en sus primeros días, pero algunos están cumpliendo, incluyendo el restaurante El Estragón en el turístico barrio de Juárez, donde la gerente, Isabel Santiago dijo que ha quitado los saleros de las mesas.
"Es por el bien de los clientes. Tenemos que cuidar de ellos", dijo Santiago. "Está dentro de nuestro propio interés" para mantener a los clientes con vida y comiendo por más tiempo.
Mientras que parece ser una batalla cuesta arriba, Ahued dijo que vale la pena ya que se cree que el consumo de sal en exceso aumenta la presión arterial y causa la hipertensión. Dos tercios de las dos terceras partes de los mexicanos adultos tienen sobrepeso u obesidad y la diabetes y la hipertensión están alcanzando proporciones epidémicas.
Ahued dijo que muchos mexicanos regularmente consumen hasta 11,000 miligramos de sal por día, lo que equivale a 4,400 miligramos de sodio. Carlos Hoyo Vadillo, investigador del Centro de Investigación y Estudios Avanzados de México, dice que la ingesta de sal en México es de 10,000. Eso es muy por encima de los 3,436 miligramos de sodio que el Centro de Control de Enfermedades estima que es el consumo diario en los Estados Unidos, y que a su vez sigue siendo superior a la recomendada de 1,500 a 2,300 miligramos por día.