Obamacare enfrenta nuevo problema

Datos equivocados ponen en riesgo la cobertura de millones de personas. Aquí la información.

Obamacare enfrenta nuevo problema
Crédito: Foto/Getty Images
Por AP 16 de julio de 2014

WASHINGTON -- Más de 2 millones de personas que obtuvieron el seguro de salud bajo la reforma reciente en Estados Unidos muestran discrepancias en sus datos que pondrían en peligro su cobertura, de acuerdo con un documento del gobierno al que tuvo acceso la Associated Press.


Dos millones es aproximadamente la cuarta parte de los que se anotaron, lo que genera una pesadilla burocrática para el gobierno federal y significa que algunos clientes tendrán que reembolsar subsidios excesivamente generosos o incluso podrían perder el seguro.


El gobierno dijo que verificará por partida triple la información para asegurar que solo se otorgan los subsidios que contempla la ley y en los montos que corresponden.


Legisladores de ambas cámaras también están investigando los datos, que tienen que ver no solo con los ingresos sino también con la ciudadanía, el estatus migratorio y otros factores.


La entrega correcta de las prestaciones integradas a la reforma del sistema médico es la máxima prioridad para Sylvia Mathews Burwell, la nominada para ser secretaria de Salud y Asistencia Social cuyas audiencias de confirmación en el Senado comenzarán en los próximos días.


Ante la divulgación de los documentos, voceros del gobierno expresaron confianza en que la mayoría de las discrepancias se podrán resolver en los próximos meses.


Aun así, el Departamento de Salud y Asistencia Social ha elaborado un sistema para revocarle los beneficios a quienes no tengan derecho a ellos.


Julie Bataille, coordinadora de comunicaciones para el programa de salud, dijo que la mayoría de las discrepancias parecen ser causadas por archivos desactualizados del gobierno y que la "gran mayoría" de los casos han sido resueltos a favor del usuario.


El gobierno está realizando intensos esfuerzos para contactar a los usuarios que tienen discrepancias, dijeron voceros.