Muere la mujer más obesa del mundo

Eman Ahmed Abd El Aty, de 37 años, llegó a pesar más de 1,100 libras, falleció por complicaciones cardíacas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Muere la mujer más obesa del mundo
    EFE
    Eman Ahmed Abd El Aty llegó a pesar más de 1,100 libras, aunque recientemente había perdido gran parte de su peso y quedar en 388 libras.

    EL CAIRO - La egipcia Eman Ahmed Abd El Aty, de 37 años, que llegó a pesar 500 kilogramos (1,102 libras), murió este lunes en un hospital de Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, debido a complicaciones cardiacas y una insuficiencia renal derivados de su exceso de peso, informaron varios medios locales.

    Abd El Aty, que había sido ingresada en el hospital emiratí Al Beryil a principios de mayo tras pasar por la India, donde había perdido 300 kilogramos (661 libras), falleció esta madrugada, según un comunicado del centro médico difundido por la televisión emiratí Al Arabiya.

    Una fuente del hospital aseguró que la paciente estaba siendo sometida a un tratamiento intensivo bajo la supervisión de 20 facultativos y que en un primer momento su estado había mejorado tras responder positivamente al tratamiento.

    "Pero se rindió en su lucha contra la obesidad y en la madrugada del lunes exhaló su último aliento", concluyó la nota del hospital, que ofrece sus condolencias a los familiares de la paciente.

    Tras un primer paso por la India, Abd El Aty fue trasladada a Emiratos Árabes Unidos para ser tratada de las complicaciones que padecía, como fiebre, infecciones urinarias y llagas por estar bloqueada en una cama debido a su sobrepeso.

    El director del hospital, Yasin al Shahat, destacó entonces que que la pérdida de peso no era la gran preocupación, ya que cuando ingresó, pesaba 176 kilos (388 libras).

    Al Shahat detalló que los médicos habían detectado una disfunción grave en la válvula aórtica del corazón de la paciente.

    Asimismo, dos años atrás había sufrido un coágulo cerebral que había afectado a su capacidad de habla y de movimiento.

    Los especialistas también encontraron problemas en sus huesos, por lo que la mujer recibía sesiones de fisioterapia y rehabilitación, cuyo objetivo era que pudiera sentarse en una silla de ruedas, después de pasar años tumbada.

    Eman había llegado a EAU tras abandonar el Hospital Saifee de Bombay con el objetivo de volver a caminar, tras haber logrado perder 300 kilogramos.