La historia del condón

El condón tiene sus orígenes desde el antiguo Egipto y ha pasado por muchas facetas. ¿Te atreverías a usar intestinos de cabra como protección?

Usar condón es una de las mejores maneras de evitar enfermedades de transmisión sexual.
Usar condón es una de las mejores maneras de evitar enfermedades de transmisión sexual.
Crédito: Shutterstock
Por TELEMUNDO LOCAL 18 de agosto de 2014

La historia del condón se remonta al antiguo Egipto. Unos mil años antes de Cristo, los egipcios usaban lienzos de algodón para protegerse de enfermedades sexuales. Y para lograr una protección anticonceptiva, las mujeres utilizaban miel como espermaticida.



Después con el paso de los años, en los 1400’s en China, comenzaron a utilizarse intestinos de cordero o papel encerado. En Europa también se popularizaron con un alto costo, se vendían en pequeñas cajas de cristal y venían perfumados.





En esta misma época en Japón fueron más radicales, y utilizaban cuernos de animales, pieles delgadas e incluso caparazones de tortuga.


Afortunadamente para las mujeres en 1839 llegó la goma. Charles Goodyear desarrolló la vulcanización de la goma lo que permitió elaborar condones reutilizables de goma en masa.



Finalmente en 1912 llegó el látex, cuando Julius Fromm de Polonia perfeccionó el modelo de Goodyear utilizando moldes de cristal.


Hoy por hoy los condones modernos vienen en diferentes tamaños, colores, sabores y texturas. Además el tratamiento del látex ha permitido tener condones confiables.


¿Y tú, cuales prefieres?