La necesidad de donantes de órganos es real

Diariamente son muchas las personas que mueren esperando un trasplante, un solo donante puede ayudar al menos a 8 personas.

La necesidad de donantes de órganos es real
Crédito: Shutterstock
Por TELEMUNDO LOCAL 3 de septiembre de 2014

Un sólo donante puede salvar varias vidas, sin embargo, aún son muchos los que mueren esperando un trasplante. En los últimos tiempos campañas pro donación se han apropiado de los nuevos recursos que ofrecen las redes sociales. Facebook por ejemplo, ha sido una de las alternativas modernas que ha traído cientos de donantes a los hospitales.


A través de la red se puede invitar a las personas a convertirse en donantes y a aprender más sobre el mundo del trasplante de órganos y cómo salva vidas.


Hoy, cuando se celebra el Día Nacional del Donante cerca de 18 personas moriran esperando un órgano, de acuerdo con datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.


Esa debe ser una razón suficiente para convertirse en un donante; pero muchas personas no lo son porque ignoran como serlo o tienen limitantes religiosas, entre otras cosas.


Lo cierto es que un solo individuo puede salvar hasta ocho vidas al morir. El año pasado, según la misma fuente un trasplante salvó la vida de más de 28,0000 personas. Cerca de un millón de personas recibieron un trasplante de córnea que cambio sus vidas.


Y es que de acuerdo a cifras del 2009; el porcentaje de personas que vivían aun 5 años después de recibir un órgano era tradicionalmente alto; el 69.3 % de personas que recibieron un riñón seguían con vida, así como el 74.9 % de quienes recibieron un corazón y el 72.8% de quienes recibieron un hígado.


Entre los hispanos la cultura de la donación tiene mucho por crecer, para mayo de 2012 solo el 13 por ciento de los hispanos fueron donantes.


Sin embargo, es de tenerse en cuenta que los hispanos en Estados Unidos ostentan las más altas cifras de diabetes y enfermedades cardiácas. Los mexicoamericanos en particular sufren desproporcionadamente de obesidad; todo ello incrementa el riesgo de que los órganos fallen.


El 16 por ciento de las personas que esperan un órgano, son hispanas. El 19 por ciento de ellas espera un riñón y el 17 % un hígado. Se calcula que son más de 20,000 los hispanos que esperan un trasplante.


Cualquier persona puede ser un donante potencial, a pesar de la edad o la historia médica. Las religiones más importantes en los Estados Unidos apoyan la donación de órganos y tejidos como una de las más grandes expresiones de compasión y generosidad.


En organdonor.gov es posible encontrar toda la información referente a los trasplantes y la donación de órganos.