Gemelas comparten cáncer de seno

El pasado martes se sometieron a una cirugía en la que una de ellas le donó piel y grasa para la reconstrucción.

Gemelas comparten cáncer de seno
Crédito: Shutterstock
Por AP 29 de agosto de 2014

CHICAGO – Las gemelas Kelly McCarthy y Kristen Maurer han compartido todo desde que nacieron.


Ropa, juguetes, comida, amigos, escuelas están en la lista de las cosas que han tenido que experimentar juntas.


Sin embargo, desde hace un tiempo estas dos mujeres de Indiana, que hoy tienen 34 años, comparten un cáncer de seno.


Y a partir de este martes, las gemelas están compartiendo algo más.


Maurer, en vista de que su hermana no tiene mucha piel sobrante y que, debido a que la radiación le dañó los tejidos alrededor de sus pechos, decidió compartir con su hermana piel y grasa para la reconstrucción mamaria.


Los gemelos idénticos son donantes ideales porque su piel, tejidos y órganos son genéticamente compatibles a la perfección, explicó el Dr. David Song, jefe de cirugía plástica y reconstructiva en la Universidad de Chicago Medical Center .


Esto, además, elimina la necesidad de medicamentos anti- rechazo, utilizados cuando hay trasplantes.


El primer trasplante de órgano exitoso entre gemelos se hizo en Boston en 1954 e involucró un riñón.


Desde entonces, los gemelos han participado en muchas otras operaciones de trasplante, que implican otros órganos, médula ósea y de células madre. Pero la reconstrucción de mama entre gemelos idénticos sólo se ha hecho un puñado de veces.


El doctor Song realizó la cirugía y el diagnóstico es que a ambas les fue bien.


El descubrimiento de cáncer de mama en los gemelos idénticos no es inusual debido a su composición genética exacta, dijo Song . Con los gemelos también hay a menudo un "efecto espejo", con el desarrollo de cáncer de mama en el otro seno, dijo. Eso es lo que pasó con McCarthy y Maurer.


En su familia no existían antecedentes de cáncer de seno, aunque su madre murió el año pasado de cáncer de colon.


McCarthy fue diagnosticada por primera vez, en diciembre de 2011, con cáncer de mama triple negativo, una forma difícil de tratar cuyo crecimiento no está impulsado por las hormonas.


Maurer fue diagnosticada con un cáncer en estadio muy temprano en su seno izquierdo pocos meses después de su hermana.