Energía natural para el gimnasio

Aprende cómo sacarle el máximo provecho a tus sesiones de ejercicio en el gimnasio con estos energizantes naturales.

Hay ciertos alimentos que nos dan más energía a la hora de ejercitarnos. ¡Descubre cuáles son!
Hay ciertos alimentos que nos dan más energía a la hora de ejercitarnos. ¡Descubre cuáles son!
Crédito: Shutterstock
Por Ella y Punto. 10 de agosto de 2014

Estás entrenando en el gimnasio, pero te gustaría tener aún más energía para rendir más a lo hora de trabajar en esas piernas, brazos y abdomen tonificados que quieres lucir en esta temporada de verano.
Te han recomendado toda clase de productos, pero tú prefieres probar primero lo natural. Haces bien, pues en la naturaleza se encuentran alimentos que contienen la energía que necesitamos para funcionar todos los días.
El comerte un pequeño snack antes de practicar tu rutina te ayudará a mejorar tu energía, prevenir el hambre y mejorar tu rendimiento. Prueba los siguientes alimentos que te ayudarán a llegar más pronto a tu meta.
1. Frutas: El impacto que tienen en tu sangre es que elevan el nivel de azucar rápidamente, al contrario de lo que hacen los dulces y refrescos. La fruta fresca proporciona una gran cantidad de vitaminas, minerales, fibra y líquidos. Se recomienda tomar una fruta o un jugo, especialmente frutas que son particularmente hidratantes como sandía, cítricos, fresas, así como plátano, mango, papaya, piña y guayaba.
2. Cereales: Los panes integrales, así como cereales como la avena, incluyen grandes cantidades de glucosa que no impactan negativamente tus niveles de azúcar. Así es que puedes ir echando a la maleta del gimnasio una barra de granola, llevarte un bagel, un muffin o galletas saladas.
3. Productos lácteos bajos en grasa: Proporcionan grandes proporciones de proteína, carbohidratos y nutrientes, como calcio y vitamina D. Es por esto que una malteada o smoothie realizado con avena y fruta es una súper buena fuente de energía para rendir a la hora de hacer ejercicio, además que proporcionan hidratación extra. Si no consumes lácteos, los productos hechos a base de soya o libres de lactosa cumplen la misma función.
4. Pepitas: Un puño de semillas de calabaza o pepitas te dan un levantón de energía durante tu entrenamiento. Son una buena fuente de proteína, grasas saludables y fibra que hacen que sientas energía durante más tiempo.
Y para después de tu entrenamiento se recomiendan los siguientes:
5. Huevo: Sus yemas son ricas en vitamina B, la cual es responsable por convertir la comida en energía, así como en vitamina D, que mantiene los huesos fuertes, además de que son una de las mejores fuentes de proteína, la cual es esencial, especialmente después de una sesión intensa de entrenamiento, cuando ocurre el desarrollo de masa muscular.
6. Quinoa: Es un grano libre de gluten que contiene más proteína que cualquier otro grano o arroz. Es tan rica en aminoácidos que es considerada una fuente completa de proteína. Ideal para después del entrenamiento.
7. Agua, mucha agua: Algunos estudios sugieren que una deshidratación ligera puede hacer el metabolismo más lento y acabar con nuestra energía. La solución: beber mucha agua y otras bebidas sin azúcar regularmente.
8. Edamame: El frijol de soya es alto en nutrientes energizantes, particularmente la vitamina B, cobre y fósforo, así como también tiene carbohidratos, fibras y proteínas para los músculos. Un plato te ayuda a recuperarte después de una ardua sesión de entrenamiento.