Truenan contra Donald Trump por tuits sobre ayudas para Puerto Rico

Políticos critican fuertemente las expresiones del presidente.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Asegura que Casa Blanca aclaró y que se mantendrá ofreciendo la ayuda a la Isla.

    (Published jueves 12 de octubre de 2017)

    El presidente Donald Trump escribió este jueves en su cuenta de Twitter que el apoyo del gobierno federal a Puerto Rico tras el paso de dos huracanes no puede ser eterno, al insistir en que la infraestructura y red eléctrica de la isla ya eran un "desastre" antes de la catástrofe.

    Las reacciones de figuras políticas no se hicieron esperar.

    El gobernador, Ricardo Rosselló Nevares solicitó al personal de la Casa Blanca que clarificara las expresiones que hizo el presidente, informó el secretario de Asuntos Públicos de la Fortaleza, Ramón Rosario. 

    “El gobernador de Puerto Rico en los pasados 30 minutos ha estado en comunicación con personal de Casa Blanca pidiendo clarificación de las expresiones que vimos en el Twitter por parte del presidente Donald Trump. Una vez reciba la clarificación, si alguna, a esas expresiones, se estará expresando al pueblo de Puerto Rico, al Congreso y al Presidente de Estados Unidos, la posición del Gobernador de Puerto Rico”, dijo en una conferencia de prensa Rosario.

    "Los ciudadanos americanos en Puerto Rico reclamamos la ayuda y los derechos que le corresponden a los ciudadanos de nuestra Nación", escribió Rosselló en su cuenta de Twitter. 

    A continuación, las declaraciones del exgobernador Alejandro García Padilla.

    "Inconcebible. Justo y necesario que el Presidente Trump pida disculpas públicamente a Puerto Rico. Espero que el Partido Republicano en Puerto Rico se exprese con prontitud y haga valer nuestro lugar. Las expresiones del Presidente Trump sobre Puerto Rico hoy son, cuando menos, desacertadas y vergonzosas. Demuestra un craso desconocimiento de la historia y del derecho. Alguien le debió explicar al Presidente la responsabilidad que carga el Congreso por la crisis fiscal en Puerto Rico. Fue el Congreso quien eliminó la sección 936 del Código de Rentas Internas y hay consenso en que fue el origen de nuestra crisis fiscal. Alguien le debió explicar que los puertorriqueños nos hemos ganado lo que pedimos con sangre. Nuestros soldados han muerto en sus guerras en mayor proporción que cualquier otro grupo étnico minoritario o mayoritario. Alguien le debió explicar al señor Presidente que en 1898 las tropas norteamericanas invadieron a Puerto Rico por la fuerza, y que no llegaron por invitación. Alguien le debió explicar que somos ciudadanos de los Estados Unidos porque el Congreso lo aprobó, no porque lo pidiéramos. De hecho, lo hicieron para obligar a los puertorriqueños a participar de la Primera Guerra Mundial. Sus expresiones resultan vergonzosas porque demuestran su desconocimiento y, llamando las cosas por su nombre, su anacrónica visión racista. Puerto Rico debe exigir no menos de lo que se merece", sostuvo el exgobernador. 

    Por su parte, el representante Quiquito Meléndez, republicano, le contestó directamente a Trump, también en Twitter. 

    "No se atrevería a decir algo así a la gente de Texas, Florida o ningun otro estado. ¿Recuerda el huracán María? Devastó la Isla, con fuertes vientos, una fuerza tremenda. FEMA y el ejército tienen que quedarse en Puerto Rico el tiempo que necesiten. Unos 3.4 millones de ciudadanos americanos sufren una crisis humanitaria", escribió Meléndez. 

    El expresidente del Senado, Eduardo Bhatia, escribió por su parte que las declaraciones de Trump son indignantes en el peor de los momnetos. 

    "Puerto Rico necesita ayuda urgente. Lidere, siga o sálgase del medio", escribió Bhatia. 

    Mientras, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, escribió lo siguiente:

    "No es que usted no entiende, es que usted es incapaz de cumplir con la moral fundamental para ayudar a Puerto Rico. Debería darle vergüenza. Sus comentarios sobre Puerto Rico son indignas de un Comandante en Jefe, parecen venir de un "Odioso en Jefe".