Avión del Papa a Colombia cambia ruta para evitar a Irma

El pontífice visitará cuatro ciudades del país sudamericano y se espera que lleve un mensaje de reconciliación y paz.

(Publicado miércoles 6 de septiembre de 2017)

El papa Francisco emprendió este miércoles su viaje hacia Colombia, donde permanecerá hasta el 10 de septiembre y visitará Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena de Indias en un momento en el que el país ha tomado el camino hacia la paz tras los acuerdos con las FARC y alto el fuego del ELN.

El vuelo AZ4000 de la compañía aérea Alitalia despegó a las 11 a.m. hora italiana del aeropuerto romano de Fiumicino con unas 20 personas de la delegación pontificia y 71 periodistas.

El Vaticano informó de que la ruta del vuelo ha sido modificada con relación a la inicial con el fin de alejar el avión de la influencia del huracán Irma, de categoría 5 y que actualmente está situado sobre el Caribe.

En este vigésimo viaje internacional de Francisco y el quinto a un país latinoamericano le acompañarán, entre otros, el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, el arzobispo emérito de Villavicencio y arzobispo emérito y secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Octavio Ruiz Arenas, y el vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina (CAL), Guzman Carriquiry.

Vestiduras del papa en Colombia en manos de experta en moda

La llegada del papa argentino al aeropuerto del área militar (CATAM) está prevista a las 4:30 p.m. hora local.

A su llegada le esperará al pie de la escalerilla del avión el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y su esposa, María Clemencia Rodríguez Múnera, así como dos niños vestidos con traje tradicional.

Se celebrará una ceremonia de honor a las banderas de ambos países y bailes del folclore colombiano en honor del papa, pero no habrá discursos ya que la visita oficial comenzará al día siguiente en el Palacio de Nariño, residencia presidencial y sede del Ejecutivo.

Desde el aeropuerto, Francisco se trasladará en papamóvil unas nueve millas hasta la nunciatura, donde le estarán esperando algunos grupos representantes de la sociedad colombiana para saludarle y recibir la bendición.