Aquí se grabó "El Señor de los Cielos"

El éxito de esta producción de Telemundo, en su 2nda temporada, ha sido en parte gracias a la atinada selección de los escenarios en México. Conoce cuáles son.

Mauricio Ochmann es uno de los protagonistas de "El Señor de los Cielos".
Mauricio Ochmann es uno de los protagonistas de "El Señor de los Cielos".
Crédito: Telemundo
Por TELEMUNDO LOCAL 3 de agosto de 2014

Uno de los aspectos más atractivos de la segunda temporada de “El Señor de los Cielos”, novela protagonizada por Rafael Amaya, fue la ambientación en que se desarrolla la historia.


La escenografía fue más que natural y esto no fue obra de la casualidad: se logró gracias a un detallado trabajo de planeación y búsqueda de los mejores sitios para recrear la vida y poder que alcanzó “Aurelio Casillas”, el personaje interpretado por Amaya.

De hecho, para grabar todos los capítulos, Argos, la empresa que produjo la novela para Telemundo, eligió alrededor de 300 parajes en distintas zonas, como el Estado de México, Morelos y Veracruz, además de aeropuertos cercanos a la capital mexicana.

La ruta veracruzana

Para esta segunda etapa, la producción eligió diferentes comunidades del municipio de Actopan, una hermosa región que se localiza en el centro del estado de Veracruz, en el este de México.

En esa zona se utilizaron escenarios de gran vegetación y espacios cercanos al Río Actopan, y tan diversos que permitieron recrear climas desérticos o selvas húmedas que recuerdan los paisajes de Colombia.


Actopan, en el centro del estado de Veracruz

Entre haciendas y bosques

Otras escenas de la popular serie, -en la que participaron los actores Gabriel Porras ("Marcos Mejía"), Ximena Herrera ("Ximena Letrán") y Fernanda Castillo ("Mónica Robles"), éstas últimas, las principales mujeres en la vida de "Casillas"-, se grabaron en parajes de los estados de México y Morelos, en el centro del país, donde sus célebres haciendas aún conservan su majestuosidad y belleza.

De hecho, los gobiernos de ambos estados han desarrollados recorridos turísticos para visitar algunas de las haciendas tradicionales, que están rodeadas por sierras y bosques.