Difícil para hispanos hallar donantes de células madres

Lamentablemente, existe una escacez de donantes hispanos. (Publicado viernes 22 de septiembre de 2017)

El trasplante de células madre es un tratamiento importante para tratar algunos tipos de cáncer, generalmente aquellos que afectan la sangre o el sistema inmunitario, tales como leucemia, linfoma o mieloma múltiple.

La evolución de estas terapias y la manipulación celular incrementa las oportunidades de ofrecer tratamiento a pacientes que antes no se podían curar.

Estos trasplantes tienen el potencial de regenerar la médula con nuevas células sanas sin ser un procedimiento quirúrgico.

“Las células madres vamos a decir, son la semillas de la sangre. Están en la médula ósea normalmente. Nos permite rescatar al paciente que se ha tratado con quimioterapia”, nos explica el doctor Hugo Fernández del Moffit Cancer Center.

Lamentablemente existe una escasez de donantes hispanos en nuestra comunidad.

Actualmente hay tres tipos de trasplantes de células madre que se denominan en función de la fuente.

• Autólogo o autotrasplante: cuando las células provienen de uno mismo.

• Alogénico o alotrasplante: las células provienen de un donante compatible con o sin parentesco.

• Singénico o isotrasplante: las células provienen de su hermano gemelo o trillizo idéntico.

Los pacientes que no tienen un familiar compatible o las células no se pueden obtener de su propia sangre tienen que recurrir a un registro de donantes.

Solo del 30 al 40% de los hispanos encuentran donantes compatibles y por eso, distintas organizaciones intentan fomentar la ampliación de voluntarios hispanos que se apunten a estas bases de datos.

Existen centros médicos como el Moffitt Cancer Center y el Memorial Healthcare System que unidos ofrecen un programa integral de terapia celular de trasplante de sangre y médula para residentes del sur de la Florida.

Con esta terapia entre el 70 y 75% de los pacientes logran la recuperación de 3 a 5 años. Si bien gracias a la excelencia de los médicos y al desarrollo tecnológico, en gran medida gracias a que otra persona eligió compartir el don de la vida.

Si usted quiere ser donante puede hablar con su médico o ponerse en contacto con el Programa Nacional de Donantes de Médula (National Marrow Donor Program).