Sin voto latino, ganarían los republicanos

Eduardo Carrasco analiza la jornada electoral presidencial, con uno de los elementos más controversiales ¿Creer o no en las encuestas?

Sin voto latino, ganarían los republicanos
Por Eduardo Carrasco 7 de agosto de 2014

No se puede creer ciegamente en las encuestas, pero son una referencia y, tal como van las cosas, si los hispanos y las mujeres se quedan en casa y no votan, los republicanos podrían ganar la elección.
Si bien es cierto que el primer gran desafío de generar una inscripción en masa de nuevos votantes parece haberse cumplido a cabalidad. Ahora, la lucha más importante está en que el presidente Obama, logre llevar el mayor número de votantes a las urnas.


En realidad la comunidad hispana acaba de romper su propio récord de registro para estas elecciones. Según el más reciente reporte del Pew Hispanic Center (PHC), 23,7 millones están habilitados para votar en la justa electoral del 6 de noviembre. Sin embargo, los latinos ostentan los índices de abstención más altos, comparados con los blancos no hispanos y los negros. En 2008, cuando triunfó Obama, 19,5 millones de hispanos podían votar, pero sólo fueron a las urnas 9,7 millones, es decir, el 50%.
En Florida, por ejemplo, hay 11,4 millones de votantes activos; de ellos, 13,5% son hispanos. De este porcentaje, 463 mil están registrados como republicanos y 592 mil como demócratas.
Lo cierto es que el voto cubano es importante en Florida; sigue siendo mayoritariamente republicano (aunque cada vez menos) sobre todo en las generaciones viejas e intermedias, pero el estado, históricamente, ha votado por el Partido Demócrata, con algunas excepciones como en 2000 y 2004, cuando votó por George W. Bush, pero en 2008 votó por Obama. Hay que diversificar la influencia del voto cubano. En 2000, 2004 y 2008, ganaron los demócratas en el condado Miami-Dade que es eminentemente latino.
De acuerdo con PHC, el presidente Obama podría obtener el 69% del voto hispano, mientras que Mitt Romney se llevaría el 21%.
Sin embargo la inapetencia de los votantes latinos es un problema serio. Por lo tanto la movilización de los electores latinos es crucial en estas elecciones porque hay mucho en juego y el presidente Obama es la mejor elección para nuestra comunidad.