El ejército, ¿solución para la ciudadanía?

Las fuerzas armadas ofrecen singular opción para que un inmigrante evite una deportación. Aquí los detalles.

Es una vía rápida para algunos inmigrantes autorizados y capaces de ocupar determinados cargos.
Es una vía rápida para algunos inmigrantes autorizados y capaces de ocupar determinados cargos.
Crédito: AP
Por AP / TELEMUNDO 52 31 de agosto de 2014

SPARTANBURG, Carolina del Sur, EE.UU. - En momentos en que el Congreso debate la política inmigratoria, el Ejército ofrece una vía rápida a la ciudadanía para algunos inmigrantes autorizados y capaces de ocupar determinados cargos.
Una de ellas es Carolyne Chelulei, keniana de 23 años, que asistió a la Universidad del Norte de Carolina del Sur con visa estudiantil y se incorporó al Ejército como trabajadora médica.
Chelulei forma parte de los varios centenares de inmigrantes con visas temporales cuyas especializaciones les permiten aprovechar un programa del Pentágono que recompensa el ingreso al Ejército con una vía acelerada a la ciudadanía.
"Esto me emociona", dijo Chelule durante una visita a una oficina de reclutamiento. "Me gusta ayudar a la gente, y creo que seré un gran activo para Estados Unidos, para el Ejército".
El programa es formalmente conocido por una expresión típica del Pentágono: Accesión Militar Vital para el Interés Nacional (Military Accession Vital to the National Interest - MANVI).
El Ejército puso en marcha el programa en 2009 de manera experimental por un año, y reclutó a 789 soldados con aptitudes lingüísticas y a 143 profesionales en atención médica, indicó la mayor Carol Stahl, encargada del programa. Informó también que el programa fue reabierto en septiembre del 2012 y que desde entonces ha alistado a 451 lingüistas en 28 idiomas diferentes, 19 dentistas y tres médicos.
Si bien los inmigrantes han decidido desde hace tiempo incorporarse a las filas castrenses como una forma de obtener la ciudadanía, el nuevo programa fue creado para agilizar el proceso en especialidades que las fuerzas armadas necesitan en tiempos de conflicto. De esta manera es más fácil la adhesión de profesionales médicos con rangos que no pueden tener las personas sin ciudadanía.
Los inmigrantes que reúnen ciertas condiciones y aceptan servir por un número variable de años tienen la posibilidad de lograr pronto la ciudadanía. El proceso puede concluir unas semanas después de ponerse el uniforme si se cumplen los múltiples requisitos. El programa es utilizado principalmente por el Ejército, la rama más grande de Estados Unidos. Otras ramas también pueden aplicarlo, pero no lo están haciendo por ahora, dijo la mayor Stahl.
Todos los participantes deben cumplir un período de servicio que en general es de ocho años, precisó la mayor Stahl.
Las personas que se alistan como Chelulei deben aceptar una permanencia de cuatro años en el servicio activo, y luego pueden servir otros cuatro años como parte de las reservas. Aunque por lo general se considera que no están en activo, las personas pueden ser llamadas de nuevo al servicio de tiempo completo, como ocurrió durante el conflicto en Irak. Los médicos, sin embargo, ingresan como oficiales. Estos pueden elegir entre tres años en el servicio activo o seis en las reservas, y luego otros dos en las reservas no activas.
Todos tienen la opción de hacer carrera en las fuerzas armadas si lo desean y permanecer 20 años para conseguir el retiro si tienen un buen expediente en el servicio, dijo la mayor Stahl.