Habla víctima de salvaje ataque

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Una mujer cuyo ex compañero quiso quemar viva ha hablado con la prensa y dice que el ataque pudo haberse evitado. Naomie Breton fue incendiada en una gasolinera 7-11 de Boynton Beach por su exnovio y padre de su hijo, Roosevelt Mondesir, de 52 años, según informó la policía. Breton sufrió quemaduras en el 12 por ciento de su cuerpo. La mujer le dijo al rotativo Palm Beach Post que todo podría haberse evitado si un juez le hubiera concedido una orden de restricción en contra Mondesir. "No me hubiera pasado lo que me ha pasado", dijo Breton, de 34 años, en una entrevista telefónica al Post.

    Mondesir enfrenta cargos de intento de asesinato en primer grado después de rociar a Brenton con gasolina y prenderle fuego. También, según las autoridades, la persiguió por la gasolinera con un cuchillo. Breton explico que se había citado con Modesir en la gasolinera a las 5 a.m. para recoger a su hijo, que había pasado el fin de semana con su padre. Pero Mondesir no trajo al niño, como estaba planeado, y la atacó cuando ella intentó abandonar el lugar. Breton explicó que cuando Mondesir le tiró la gasolina encima ella se refugió dentro de la tienda de la gasolinera pero la puerta se quedó trabada y abierta y Mondesir pudo sacarla ma la fuerza para acto seguido prenderle fuego. "Yo quería seguir viva, por mis hijos", dijo Breton. "Me acuerdo de todo". Hace dos semanas, Brenton, madre de tres hijos, había solicitado una orden de protección para mantener apartado Mondesir, diciendo que era un hombre violento que la había amenazado. En su denuncia, Breton dijo que Mondesir le había roto los muebles y le tiró todas sus pertenencias por la casa, amenazándola con causarle daño físico, según documentos judiciales de la Corte de Palm Beach. "La policía ha estado en casa muchas veces. El 26 de marzo él me golpeó y yo le devolví el golpe y fue arrestado", escribió Breton en su denuncia. Pero el juez Thomas Barkdull rechazó su petición sólo una hora después de que ella la presentara, diciendo que no había pruebas suficientes para establecer la orden de protección, según los registros de la corte.