Asume el nuevo director del FBI, Christopher Wray

Christopher Wray, el flamante director del FBI. EFE

Christopher Wray juró el jueves su cargo como nuevo director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en una ceremonia en la que el gran ausente fue el presidente Donald Trump.

Pese a su ausencia, Wray tuvo palabras de agradecimiento para el mandatario, quien lo nominó para el puesto, y también para el Senado, que confirmó su nombramiento hace unas semanas.

Su nombramiento llegó tras el polémico despido de su predecesor, James Comey, quien fue relevado del puesto de forma fulminante por el propio Trump en mayo pasado, en lo que muchos interpretaron como un intento de frenar las pesquisas del entonces director del FBI sobre los vínculos entre la campaña del magnate y el gobierno ruso para influir en los comicios presidenciales del año pasado.

Además, según testificó el propio Comey más tarde ante el Senado, Trump le había pedido lealtad en cuanto a las pesquisas rusas y le insinuó que, de lo contrario, su cargo corría peligro.

De legislador a reo: la historia de Anthony Weiner y sus textos eróticos

Ante el aumento de las tensiones por posible obstrucción a la Justicia, finalmente el también exdirector del FBI, Robert Mueller, fue nombrado para llevar de forma independiente las investigaciones sobre la llamada trama rusa como fiscal especial.

No obstante, con la elección de Wray, respetado por demócratas y republicanos por su carrera judicial, Trump puso al frente del FBI a un director que despejó las dudas sobre posibles intromisiones.

"Algunas cosas no pueden y no cambiarán. Nuestra misión es simple pero profunda: proteger a los estadounidenses y la Constitución. Eso no ha cambiado y no va a cambiar al menos mientras yo tenga algo que decir al respecto. Vamos a seguir la ley y nuestros valores fundamentales", subrayó.

"Vamos a seguir los hechos independientemente, no importa a dónde nos dirijan y a quién le guste. Y vamos a perseguir siempre, siempre la Justicia", insistió el nuevo director de la policía federal.

Trumo no asistió sin embargo a la ceremonia, como suele ser tradición entre los presidentes de EEUU, evitando así cruzarse tanto con Mueller como con Comey, quienes como exdirectores del Buró Federal de Investigaciones estaban invitados al acto.

Fue no obstante, el fiscal general, Jeff Sessions, quien acudió en nombre del Ejecutivo. "Me alegro de estar aquí con ustedes para celebrar el comienzo del servicio del nuevo director del FBI, Chris Wray. Comenzará un nuevo día para la organización conocida como la organización de investigación más grande de la historia del mundo", dijo Sessions.

"Esta agencia tiene de hecho una historia larga y distinguida. Ha resistido valientemente, década tras década, con disciplina, habilidad y coraje para lograr la verdad y la justicia. En mis 15 años en el Departamento de Justicia, he visto su trabajo", agregó.

También destacó la trayectoria de Wray como fiscal del estado. "Chris Wray estuvo allí el 11 de septiembre -dijo en alusión a los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York- y más tarde se convirtió en jefe de la División Criminal. Entonces no había División de Seguridad Nacional y dirigió tanto asuntos de seguridad criminal como de seguridad nacional", afirmó."Fue un actor clave en esos días intensos", le reconoció Sessions.